Mauricio Macri, el presidente de Argentina, puso en duda la cifra de desaparecidos de la brutal dictadura argentina en una entrevista con Buzzfeed.

La autoridad alimento así un debate que algunos actores cercanos a la derecha han aprovechado para criticar los juicios a exmilitares y agentes de la dictadura trasandina.

Al ser consultado por el tema, Macri dijo que “no tengo idea si son 9 mil 30 mil. Si son los que están anotados en un muro o si son más. Es una discusión que no tiene sentido”.

El mandatario, eso sí, calificó a la dictadura como “una guerra sucia” y como “lo peor que nos pasó en nuestra historia”. “No pasa por un número, es algo horrible que pasó y que por suerte lo hemos podido superar”.

A diferencia de los gobiernos anteriores, que tuvieron un fuerte foco en la justicia en los casos de Derechos Humanos ligados a la dictadura, Macri dijo que para su administración es “más prioritario es trabajar en los derechos humanos del siglo XXI, que la gente tenga acceso a la educación, a la salud, a un buen trabajo. Las herramientas que necesita la gente para ser feliz”.