Con un contundente 97,5% de respaldo, el Sindicato de Supervisores/Staff de la Compañía Minera Zaldívar -de Antofagasta Minerals (AMSA), brazo minero del Grupo Luksic- votó iniciar una huelga legal, en rechazo a la última oferta de la empresa.

Los trabajadores exigen mejoras en sus remuneraciones y condiciones de trabajo, ante las ganancias multimillonarias de la minera en sus últimos ejercicios económicos. El propio Grupo AMSA ha reconocido que la adquisición de la Minera Zaldívar le ha significado un importante aumento en su producción de cobre.

“¿Quiénes somos los que actualmente nos sacrificamos día a día como mineros? ¿Y qué recibimos a cambio de ello en materia de derechos laborales, remuneraciones y condiciones de trabajo? La justa retribución a nuestro trabajo y esfuerzo debe estar por sobre la reducción de costos y garantizar retornos a los inversionistas”, declaró el presidente del sindicato de Supervisores de Zaldivar, Juan Carlos Barraza.

Por razón del mismo descontento, el pasado miércoles (10 de agosto) los funcionarios realizaron una “funa” a la empresa, a través de una marcha fúnebre con la que irrumpieron en medio de las celebraciones del Día del Trabajador Minero, en plena faena de Zaldívar.

A ello se suma que los supervisores de todo Grupo AMSA -pertenecientes a las faenas de Pelambres, Centinela y Zaldívar- evalúan en conjunto iniciar una paralización en un futuro cercano, para demostrar el descontento que ha generado la actitud del grupo en el marco del proceso de negociación colectiva.