La exministra de Educación Mariana Aylwin se ha convertido en tendencia nacional en Twitter este domingo luego de sus duras declaraciones respecto a la continuidad de la Nueva Mayoría y el rol de su partido en ella.

En entrevista con La Tercera, Aylwin enumera sus diferencias con la Nueva Mayoría y el gobierno acusando, desde su particular análisis, que en la coalición se desprecia el crecimiento económico, que se ha acercado mucho a los movimientos sociales y que ideas como las asambleas o plebiscitos suman apoyo. “Un segundo gobierno de este estilo es un desastre para el país”. 

La exministra ha llegado a tal diferencia con la Nueva Mayoría y parte de su propio partido que se ha agrupado con una facción de la DC autodenominado “Progresismo con progreso” que envió una carta a los militantes del partido llamando a elegir entre ser “vagón de cola” de la NM, o liderar un nuevo referente.

Para Aylwin hay una idea en la “Nueva Mayoría que es transversal, que no es solo el PC, que desprecia el crecimiento económico y que ve en el mercado el origen de todos los males y en el Estado la solución de todos los problemas, y entre medio no ve nada. Y eso es la antítesis de nuestra doctrina”, destacó.

En su discurso, muy en la línea del exministro del Interior Jorge Burgos, Aylwin se mostró preocupada porque, según ella, la coalición gobernante ha “desvalorizado la democracia representativa” y ha dado una “alta valoración a los movimientos sociales”. 

“Se ha perdido el rol político articulador que recoge las demandas sociales y las procesa. Hay una alta valoración de las asambleas, los referéndums, los plebiscitos… Ojo con  eso. Yo creo que hay que perfeccionar la democracia y la nueva Constitución es una oportunidad para eso, pero puede ser una oportunidad también para que terminemos mucho peor por la forma en que se está haciendo”, vaticinó.

Respecto a la bajísima aprobación del gobierno la exministra planteó que las personas no están contentas con las reformas y no quieren profundizar en ellas. “Lo que quiere la mayoría de esa gente es sentirse segura en un camino en que no haya riesgo de perder lo que la sociedad ha ganado” y agregó que la DC debería apuntar a representar a esas personas.

La exministra cree que la DC debe estudiar la posibilidad de formar un nuevo referente, no sin antes solucionar las diferencias internas. “Hay un sector (en la DC) importante que tiene una alta valoración del Estado y una desvalorización de lo que es el mundo privado, las organizaciones, las empresas, y la verdad no tiene ideológicamente muchas diferencias incluso con el PC”, disparó.

Claro, yo pienso que la DC podría dividirse. A mí me costaría mucho dejar el partido. Mucho. Pero la verdad es que tampoco uno puede estar eternamente en un lugar donde se siente contra la corriente todo el tiempo”, indicó.

En esa línea se desmarcó de las palabras de la presidenta de su partido, Carolina Goic, que aseguró que hay que tener un “mínimo básico común. Yo creo que tenemos que tener un “máximo básico común”, y una mirada de largo plazo del país. Mantener la alianza actual lo veo muy difícil y muy contraintuitivo, porque es un gobierno que tiene 20% de apoyo con esta alianza, y eso nos habla de que tenemos que formar algo distinto”.

En esa línea dijo que no ve con malos ojos formar una alianza con Ciudadanos de Andrés Velasco y con el “mundo socialista”. Aunque asegura que es un tema que hay que pensar bien, Aylwin sí tiene muy clara una cosa: “estamos preocupados por el presente y por el futuro del país, y que no vemos que la continuidad sea buena para Chile”.