Según se ha dado a conocer este lunes, 1.331 funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) podrían abandonar las AFP para pasar a Capredena, según una resolución de la Corte de Apelaciones.

El fallo ocurre un año después de que los trabajadores se organizaran y realizaran un paro nacional durante cuatro días durante 2015.

Sin embargo, aún no es definitivo. El Consejo de Defensa del Estado podría recurrir a la Corte Suprema e intentar revertir la situación, según explica José Pérez, el presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios de la DGAC, consigna Bío Bío.

El costo para el Estado sería cercano a los 900 mil millones de pesos.

Según apunta El Mercurio, su nueva jubilación alcanzaría en promedio los $704 mil, cifra distante de los $210 mil que recibirían por las AFP.