El proyecto de vivienda La Maestranza de San Eugenio, es un conjunto habitacional de 424 departamentos en altura, autogestionado por nosotros mismos, sus futuros habitantes, integrantes del Movimiento de Pobladores Ukamau.

Buscamos desarrollar una solución habitacional que nos permitiera detener el proceso de expulsión de los pobladores sin casa de Estación Central hacia la periferia de la ciudad, repoblando una antigua zona industrial en el cuadrante sur poniente de Santiago, degradada en términos urbanos por el proceso de desindustrialización ocurrido en el país las últimas décadas.

Este proyecto lo comenzamos el año 2011, debiendo desarrollarlo bajo la normativa de 3 decretos supremos diferentes, debido a que la política de vivienda en Chile es política de gobierno y no de Estado.

Comenzamos con el Decreto Supremo Nº174. Continuamos con el Decreto Supremo N°49, en donde logramos instalar como parte del movimiento de pobladores, el artículo Nº68, que estimulaba la autogestión de los proyectos por parte de los pobladores, posibilitando la construcción de 7 mts2 más sobre el estándar establecido en el decreto supremo, que era de 55 mts2, llegando a los 62 mts2 para nuestras viviendas. Aunque el actual Decreto Supremo Nº105 no mantiene el artículo referido a la autogestión por parte de los pobladores, por ser un proyecto de continuidad, logramos el compromiso del director de SERVIU RM, Sr. Alberto Pizarro de mantener una “solución habitacional de mayor estándar que las que bajo condiciones normales se podría aspirar” (20 de noviembre de 2011).

Producto de nuestra gestión, organización y lucha por la vivienda, logramos que en diciembre del 2014 se expropiaran 3 hectáreas de la Maestranza de San Eugenio por parte de SERVIU RM a la empresa EFE.

Mediante la estrategia de planes maestros propuesta por el SERVIU Metropolitano, a principios del año 2015, es posible viabilizar el proyecto de vivienda, pues se logra el financiamiento de las iniciativas y actividades de todas las etapas del proyecto habitacional. Específicamente:

  • Financiar actividades de gestión de suelo urbano.
  • Financiar proyectos de diseño y ejecución correspondientes a cada terreno estratégico.
  • Financiar equipos profesionales SERVIU requeridos para cada etapa.
  • Considerando que la obra concluya a partir del 2017

En julio del año 2015 se contrató a nuestro equipo de profesionales. A partir de esa fecha nuestro equipo técnico, bajo la supervisión de la Entidad Patrocinante del SERVIU, ha estado trabajando.

Los productos técnicos finales han sido tramitado de manera engorrosa e inoficiosa por parte del equipo SERVIU. Primero, exigiendo requerimientos que corresponden exclusivamente a su responsabilidad. En segundo lugar, han alegado problemas de presupuesto, que no sólo desconocen los acuerdos previos, sino que vuelven inviable el proyecto.

Finalmente, aparece otro inconveniente que amenaza la realización del proyecto. Es la tramitación del artículo N°50 de la LGUC por parte del SERVIU. Este trámite lo hemos solicitado desde el año 2013.

Esta dificultad estanca innecesariamente el proyecto, poniendo plazos absurdos a una gestión que ya debiera estar terminada según compromisos anteriores del equipo técnico de SERVIU RM y del Director de este organismo, la SEREMI de Vivienda y el mismo MINVU. Los plazos más desalentadores hablaban de abril de este año 2016. Según el cronograma entregado aparecen trámites “preliminares” que en la ley no existen, y que cada uno de estos trámites preliminares dura más de un mes. Con esto pretenden extender los plazos hasta noviembre de este año con lo cual condenan a las familias a un invierno más sin posibilidad alguna de ver concretados sus sueños y de paso desconociendo las promesas que ellos mismos hicieron.

Nos preocupa, asimismo que, en un Estado de Derecho, como el nuestro, NO se respete la normativa vigente y que las autoridades ni siquiera respondan a nuestros requerimientos planteados en términos formales y respetuosos.

Como Movimiento de Pobladores Ukamau no estamos pidiendo que se nos regale nada. El diseño y lentos avances del conjunto habitacional Maestranza de San Eugenio han sido mérito exclusivo del tesón de las familias que componen el proyecto. Es un principio mínimo de preocupación, transparencia y responsabilidad de la autoridad que NO mienta a los ciudadanos. La indolencia y la ineficacia no son buenos principios de gestión gubernamental ni política.

El MINVU y la SEREMI de vivienda han prometido y no han cumplido, más de 2 años tramitando el cambio de uso de suelo que permita el inicio de la construcción del proyecto de vivienda La Maestranza de San Eugenio. Dan plazos que antes de cumplirse son extendidos con argumentos absurdos y que revelan una ineficiencia vergonzosa.

El SERVIU, a través de sus autoridades han prometido y no han cumplido. Una y otra vez el director del SERVIU Alberto Pizarro ha faltado a la verdad o simplemente ha hecho falsas promesas sobre la construcción del proyecto de vivienda la maestranza de san Eugenio.

El gobierno le ha mentido a todo Chile. Su programa de gobierno solo fueron falsas promesas, no hubo reforma tributaria que favoreciera los intereses de los más, no hubo reforma laboral que favoreciera a los trabajadores, no hubo educación gratuita, no hubo nueva constitución y no terminarán con el sistema de AFP.

Las familias que son parte del proyecto la Maestranza de San Eugenio han cumplido todos los requisitos que la normativa vigente exige e incluso más. Hemos aportado a perfeccionar e innovar en la política de vivienda en nuestro país. Solo queremos que no nos sigan mintiendo y que hagan de manera eficiente y responsable su trabajo.

BASTA DE FALSAS PROMESAS
POR EL DERECHO A LA VIVIENDA, EL BARRIO Y LA CIUDAD

MOVIMIENTO DE POBLADORES UKAMAU