Gabriel Boric abordó la polémica desatada luego de que el grupo Laureate reconociera que es una corporación con fines de lucro y detallara cómo operaba para sacar provecho económico de sus operaciones.

El político del Movimiento Autonomista analizó la situación e indicó que el gobierno “no puede hacerse el sorprendido” por lo dicho por Laureate en el informe entregado al SEC de Estados Unidos, requisito de su salida a la bolsa.

En primera instancia, Boric dio cierto contexto de quién y qué implica el grupo que controla varias casas de estudio en el país. “El grupo Laureate actúa como controlador de varias instituciones de educación superior en Chile (UVM, UNAB, UDLA, AIEP). En total, tiene más matrícula que todas las Universidades del Estado juntas, producto de un aumento anual de 9,26% entre 2007 y 2016, al alero de los recursos del Crédito con Aval de Estado. En ese mismo período, la matrícula de las Universidades Públicas creció sólo en un 0,56% anual”, escribió en su cuenta de Facebook.

Hay que recordar que en el texto enviado al SEC, Laureate explicó que a pesar de funcionar en países que prohíben el lucro en la educación, ellos a efecto de contabilidad, se consideran como una corporación con fines de lucro para poder vender servicios y productos a su propia red de universidad.

El diputado por Magallanes llamó a no sorprenderse. “Que este conglomerado lucre no es una novedad. Lo vienen denunciando sus propios estudiantes desde hace varios años (recuerdo las movilizaciones de odontología de la UNAB en su sede República, la toma de la UNAB de Viña de este año, la movilización de los estudiantes de la UVM por el cierre de la carrera de sociología, la lucha de los estudiantes del campus Andrés Bello de la UNAB por constituir centros de estudiantes con autonomía de la DAE, entre otras).

El gobierno no puede hacerse el sorprendido. El problema de fondo es que la reforma que proponen no termina con el mercado en la educación. Para ello, además de la prohibición estricta del lucro en cualquiera de sus versiones (mediante sociedades relacionadas, a través del retiro de recursos, mediante prestaciones de servicios), se requiere democratizar estas instituciones, para que todas sus decisiones pasen por su comunidad universitaria”, agregó.

Como propuesta, Boric dijo que lo relevante sería “aumentar la matrícula de las Universidades Públicas. Que los estudiantes no tengan que optar entre privadas porque en las públicas no hay cupos. Y eso requiere de voluntad política en serio”, concluyó.