El 8 de agosto de 2016 la Corte Suprema, Máximo Tribunal de Justicia Chileno, envió a la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados un Informe jurídicamente muy contundente respecto al  mal llamado proyecto de ley de protección de glaciares. Te invitamos a conocer la declaración de la Coordinación por la Defensa de los Glaciares al respecto:

En el Informe de la Corte Suprema no solo se fundamenta jurídicamente que la normativa en discusión desmejora la situación actual de los glaciares, sino que devela que la actual destrucción que está protagonizando la megaminería en ellos, o proyectos eléctricos como Alto Maipo, es inconstitucional.

1. El informe es categórico en afirmar que le “llama la atención que una materia tan trascendente consagre disposiciones que podrían debilitar la situación de los glaciares, al regular un procedimiento que posibilitará su explotación. Cuando en la actualidad no existe duda que los glaciares son bienes nacionales, que forman parte del patrimonio ambiental de Chile y no pueden ser objeto de proyectos de inversión con fines económicos”, este diagnóstico, es el mismo que desde hace meses vienen exponiendo los territorios, quienes ven con profunda preocupación la legalización de la destrucción a glaciares, que supondría la aprobación de este proyecto de ley.
2. En este mismo sentido, nos parece urgente revisar el Tratado Binacional Minero, que entrega todos los glaciares de alta cordillera a las transnacionales mineras, posibilitando actividades económicas en ellos. Pascua Lama fue aprobado al  amparo de este Tratado, y hay al menos 8 nuevos proyectos binacionales que están en carpeta, a la espera de la consolidación jurídica y administrativa de este nefasto instrumento internacional. De hecho, al momento de su aprobación en el Senado, 13 senadores presentaron un recurso de inconstitucionalidad que no prosperó, pero a la vista de este informe, esto podría cambiar.

3. Este pronunciamiento se suma al del Instituto Nacional de Derechos Humanos, que constató que las indicaciones del Ejecutivo, debilitaban la protección de los glaciares y por esa vía se vulneraban los Derechos Humanos (Informe INDH Chile 2015).

4. Celebramos la transversalidad de las problemáticas socioambientales, que anima y requiere la concurrencia de todas las voluntades, tanto territoriales, como académicas, comunicacionales, jurídicas, artísticas, políticas, deportivas, en fin de toda índole; de manera de salvaguardar oportunamente el patrimonio común amenazado por una voracidad extractivista que solo podrá ser frenada con la articulación, de quienes, como ahora demuestran los y las ministros de Corte a cargo del Informe, se atrevan a asumir el rol que les cabe en la defensa y salvaguarda del patrimonio común.

5. Esperamos que dado los argumentos esgrimidos desde los territorios, las y los parlamentarios contrarios a este proyecto, el INDH y ahora el poder judicial, se rechace definitivamente el engañoso proyecto de Ley de “protección” de glaciares impulsado por Michelle Bachelet y se haga prevalecer la urgencia de proteger nuestros glaciares a través de una normativa específica que asegure su salvaguarda, hecha con la ciudadanía y no a espaldas de ella, la cual respete los derechos otorgados en la Constitución en beneficio de los ecosistemas y la vida presente y futura y no como se ha vuelto costumbre, en beneficio de la propiedad privada y los grandes grupos económicos.