El proyecto que busca prohibir la compra de autos nuevos a diésel o gasolina a partir de 2025 ha pasado un nuevo trámite para convertirse en ley, al ser aprobado por la Cámara Baja de del Parlamento de los Países Bajos esta semana.

La iniciativa original del partido socialista neerlandés (PvdA), buscaba prohibir todos los vehículos (incluyendo nuevos y antiguos) que no fueran eléctricos, no obstante tras las aprensiones realizadas por el partido de centroderecha (VVD) y la discusión desarrollada en el congreso, la norma establecerá, de ser aprobada en el senado, que la prohibición solo aplicará para la compra de autos nuevos.

En declaraciones recogidas por Yale Climate Connections, el miembro del Partido Laborista Jan Vos señaló que “hay que eliminar las emisiones de CO2 y cambiar nuestro patrón de uso de combustibles fósiles si queremos salvar a la Tierra”. Añadiendo que la aprobación de la Cámara Baja del proyecto hace muy probable que este se convierta en ley.

Para Vos es fundamental establecer los incentivos necesarios, principalmente bajar el precio de los autos eléctricos para que estos sean accesibles para todos los consumidores, señalando que “transportarse con tu propio auto no debería ser algo que solo la gente rica pueda hacer”.

Cabe señalar que en los Países Bajos la oferta de autos eléctricos ya se está multiplicado debido principalmente a nuevas normativas sobre emisiones que entrarán en funcionamiento en 2020. Actualmente los autos eléctricos e híbridos representan un 23% de la cuota del mercado automotriz de Países Bajos, ello a empujando a los fabricantes a aumentar la producción de autos eléctricos bajando los precios de producción.