Anda corriendo para todos lados: de una reunión de planificación electoral a las clases en su academia de baile, de sus pitutos como animadora de eventos a grabar un comercial como rostro de una marca de jeans. Así son las jornadas de Yamna Carolina Lobos Astorga (33), quien el lunes 25 de julio inscribió ante el Servicio Electoral su postulación al Concejo Municipal de Macul. Desde esa fecha, hace tres semanas, la vorágine no se ha detenido ningún momento para la joven bailarina.

Por el mismo motivo, concertar una entrevista con la ahora candidata a concejal fue un ejercicio de paciencia y perseverancia. Tampoco es que este frenético ritmo de trabajo sea una novedad para ella: desde los 8 años -cuando integró por primera vez el Ballet Folclórico de Chile (Bafochi)- que Yamna tiene incorporada una rígida moral del trabajo para conseguir sus metas. En una de las giras internacionales del Bafochi, cuando tenía 15 años, pasó por Jerusalén y visitó el Muro de los Lamentos para dejar un papelito en donde tenía escrito el sueño más grande de su vida: “Quiero ser una bailarina famosa de televisión”.

Con ese objetivo ya conseguido hace más de una década, la emblemática participante de Rojo Fama Contrafama ha decidido sumar a la política como otra aventura más en su multifacética carrera. Justamente a la salida de una reunión estratégica con el Partido Progresista, El Desconcierto consiguió conversar con Lobos respecto a su apuesta electoral y su ideario para Macul, comuna en la cual vivió durante tres años y a la que ha regresado para intentar competir por un puesto en el municipio de Avenida Quilín. Postularme fue una iniciativa totalmente mía, nadie me lo pidió. Lo hice porque me interesa trabajar desde lo social y así contribuir a cambiar las cosas en una comuna donde hace muchos años no se están bien las cosas”, declara.

¿Qué cosas no se están haciendo bien?

Yo me fui de Macul por lo mismo, porque como no me sentía segura y no tenía calidad de vida. Yo vivía en la zona de Marathón, pero busqué otras alternativas.

¿Mucha delincuencia? ¿Por eso te fuiste?

Por varios factores en realidad, en ese momento yo no me sentía a gusto, necesitaba más calidad de vida.

Me imagino, entonces, que ya tienes un programa con las propuestas para la comuna.

Sí, pero hablarte de mis propuestas como tal todavía no puedo porque la campaña parte el 24 de agosto. Pero tiene que ver con eso, con mejorar la calidad de vida de los vecinos. Ahí va a estar el foco de mis propuestas.

Independiente o progresista

Yamna Lobos conoce el ethos de lo que es una comuna mesocrática. Creció en la Villa Canadá de San Joaquín, casi en el límite con Macul. Su infancia y juventud la pasó entre viajes con el Bafochi y la vida de barrio propia de las pujantes clases medias del Chile de los ’90. A los 14 años sus padres se separaron, por lo que tuvo que convertirse en el pilar de su familia, haciendo convivir las tareas del colegio con el apoyo a su madre, que es profesora -le hizo clases a Arturo Vidal en la Escuela Básica San José-. A los 17, mientras pensaba si estudiar Odontología o Danza, acompañó a una amiga a un casting de Canal 13 para ser parte de la Generación 2000 del Venga Conmigo. Decidió participar también, quedó y se integró al elenco de baile del programa.

Desde ese momento comenzó su carrera televisiva, pero no sin contratiempos. Su timidez e inexperiencia le pasaron la cuenta en la Generación 2000, siendo objeto de bullying por parte de los miembros más antiguos. A su salida de Venga Conmigo se sumó que decidió dejar la carrera de Diseño, a la cual había entrado tras salir del colegio. Estuvo un par de meses en depresión, encerrada en su casa, hasta que uno de los productores de Canal 13, que se había ido a Megavisión, la llamó. El 2001, con 18 años, llegó a formar parte de Mekano durante el mayor auge del programa. Pero fue un año después, a los 19, cuando la invitaron a ser parte de la apuesta de TVN para competirle a Mekano: Rojo Fama Contrafama. Yamna por fin cumplía el sueño que había pedido hace cuatro años en Jerusalén: convertirse en una bailarina famosa de televisión.

Foto: LUN

Foto: LUN

Tu sueño siempre fue salir en la tele haciendo lo que más te gusta. Y lo cumpliste. ¿Por qué de repente esta aspiración política que escapa tanto a lo que siempre quisiste hacer?

Yo en el colegio era súper buena alumna y también tuve otras aspiraciones. Pensé en estudiar Odontología, porque me iba bien en biología y mi familia siempre quiso que me dedicara al área de la medicina. Cuando salí con que quería ser artista, recibí un no rotundo de parte de ellos y no me apoyaron cuando les dije que quería dar la prueba de ingreso para estudiar Danza en la U. de Chile. Así que fui escondida a dar la prueba, pero al llegar me di cuenta que para hacerla había que pagar la inscripción. Llamé a mi mamá, le confesé que quería darla y le pedí que viniera a pagarla, pero llegó tarde y finalmente quedé fuera de la audición. Fue súper triste, pero sirvió para que mi familia se diera cuenta que lo mío iba por otro lado.

¿Qué te parecen las demandas de los estudiantes por una educación pública, gratuita y de calidad?

Para mí la educación es un derecho. Yo no sé si estoy totalmente de acuerdo en la forma, pero sí apoyo la educación gratuita, que es un derecho que nos corresponde a todos. Como te digo, quizás la forma, la violencia en las protestas, es lo que no comparto mucho, pero apoyo totalmente el pelear por lo que uno cree que es justo, sobre todo porque creo que es la única manera de hacerse escuchar.

¿Y la demanda por el fin al sistema de las AFP?

Claramente es un sistema que no está bien. Yo apoyo de verdad esta protesta de No+AFP, porque no lo vivo ahora en carne propia, pero veo la situación de mi abuelo y mi madre, y se supone que uno trabaja toda la vida por lo menos para tener una vejez digna. Nosotros vamos a ser viejos también, entonces hay que pelear porque el sistema cambie.

Tú candidatura va apoyada por el Partido Progresista. ¿Por qué decidiste ir con ellos?

En realidad yo desconocía el mundo de la política, así que partí con mi candidatura así no más. Pero me di cuenta que siendo independiente, y más encima sin tener experiencia, iba a ser muy difícil. Creo que es mucho mejor el trabajo en equipo y estar cobijada por una lista (o por un partido, en este caso). Fue por esa razón que me acerque al PRO.

Igual dice harto que elijas ir apoyada por el PRO y no por la UDI, RN o el PPD, como lo hace la mayoría de la gente que viene del mundo de la tele o la farándula.

Sí, es que fueron los que mejor me acogieron también. Y agradezco eso, porque creo que nadie se imaginó que yo podría estar interesada. Dentro de las mejores acogidas que tuve fue dentro del PRO.

¿Te consideras a ti misma progresista?

No, no necesariamente. Pero sí hay causas que tiene que ver con las mías: educación gratuita, derecho a la salud, a la vivienda, etc. Conocí a gente de otros partidos, pero me sentí mucho más identificada con las causas del PRO, ya he conocido a varios adherentes del partido y también a Marco, por supuesto. Tenía que conocerlo.

¿Y cómo es tu relación con Marco Enríquez-Ominami? ¿Están trabajando en conjunto para abordar tu campaña?

Yo tuve una reunión con él para conocerlo, me recibió en su casa, conversamos un poco y me contó más o menos de lo que se trata el partido. Hablamos, me dio su apoyo y…

¿Estaba la Karen?

Jajajá no, no estaba. Pero bueno, en este momento igual yo soy independiente, no milito en ningún partido y tampoco sé si algún día lo haga. Es súper difícil llevar una candidatura de forma independiente, por eso estoy agradecida de tener el apoyo del PRO y todo.

Súper power

Apenas se supo que competiría en los comicios municipales, Yamna Lobos fue flanco de burlas y críticas en redes sociales y en el mundo de la televisión. Ante eso, la candidata cuenta que ella siempre ha sabido lo que es ser una persona de esfuerzo, que cuando joven trabajaba de promotora en un Líder y se iba caminando a todos lados para ahorrar plata, que le apasiona enseñar a los niños en su academia de baile de La Florida y que ser concejal responde a su necesidad de querer aportar algo a la comunidad. “Es súper fácil hablar de afuera y meterlos a todos al mismo saco”, respondió en La Red cuando la acusaron de querer aprovecharse de su fama para ser concejal.

¿Hay alguna figura política de la actualidad que te llame la atención?

Me inclino por Giorgio Jackson. Creo que ha sido súper consecuente en las cosas por lo que él ha peleado y cómo las ha mantenido en el tiempo.

¿Qué te parece el gobierno de la Nueva Mayoría?

Es un tema complicado en realidad, pero yo no estoy conforme con el actual gobierno.

¿Te esperabas más o nunca le tuviste mucha fe?

La verdad, nunca le tuve fe jajajá. Coincidía con lo que pensaba en ese momento, prometieron muchas cosas que no han cumplido. De hecho, yo voté por otra persona…

¿Por quién?

No voy a decir por quién voté. Pero no, no estoy para nada conforme con este gobierno, ojalá se acabe pronto y la persona que venga cambie las condiciones de este país, por el beneficio de todos. Y que no sea un gobierno tan influenciable.

¿Lo dices por los casos de corrupción de Penta y SQM?

Por todo, pero yo creo que ya era momento que salieran a la luz estos casos, porque eran un secreto a voces hace hartos años. Que se hayan revelado sólo da cuenta de lo corrompido que estaba todo.

Pero ME-O ha sido acusado de un posible financiamiento irregular a su campaña con SQM. ¿Cómo te tomas eso?

Ya he contestado esa pregunta antes: si algo no hizo bien, tendrá sus consecuencias y será fiscalizado por quien corresponda. Eso está en un juicio y se hará cargo Marco. Ese asunto no tiene mucho que ver conmigo, cada uno se hace cargo de sus responsabilidades. Como ya he dicho, mi candidatura es independiente.

Bueno. Cuéntame entonces cómo será tu campaña. ¿Vas a ocupar ‘La Cocotera’ como jingle de campaña?

Jajajá puede ser, no es mala idea. Mira, justamente en la reunión que tuve antes de hablar contigo estábamos viendo detalles de la campaña, y en realidad tiene que ser algo que a mí me identifique, algo súper power, con harta energía. Eso es lo quiero transmitir en mi campaña.

Estos meses de campaña, ¿seguirás con tu academia?

Sigo con mi academia, sigo en el mundo del baile que es mi pasión. Yo siempre lo he dicho: voy a dejar de bailar cuando el cuerpo ya no me dé, aunque ahora estoy enfocada un poco más a la labor de enseñar.

¿Cómo vas a convalidar estos dos mundos, la política y el baile?

Va a ser duro. Hoy he estado toda la mañana en reuniones políticas. Igual yo estoy acostumbrada a trabajar así, serán dos meses que me voy a enfocar 100% en la campaña. Seguiré trabajando paralelamente en la academia, tengo un equipo de trabajo que me apoya, así que estoy tranquila en ese sentido.

¿Y en qué momento vas a descansar?

Juro que después de la campaña -gane o pierda- me tomaré unas merecidas vacaciones jajajá. De aquí hasta fin de año, con la gala y con todos mis cuentos del baile, tengo harta pega. Pero no importa, hay que darle no más, soy joven y tengo la energía para hacerlo.