El peor atentado suicida perpetrado en lo que va del año en Turquía, que ocurrió este sábado en la ciudad de Gaziantep (en el sureste del país) causó al menos 51 muertos y 69 heridos en una celebración prenupcial en con una mayoría de asistentes kurdos. El cuestionado presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, señaló en un primer comunicado al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), como “probable autor” de la masacre y hoy confirmó que su autor era un adolescente de entre 12 y 14 años.

Cerca de las 22.40 de ayer un adolescente “kamikaze” detonó una carga explosiva en medio de una “noche de la hena” –una ceremonia tradicional en honor de la novia antes de la boda- que se celebraba en una calle en el barrio de Akdere. Esta zona de Gaziantep –un centro neurálgico del sureste de Turquía, muy cercano a la frontera siria- es conocida por haber acogido a numerosos desplazados por el conflicto entre el PKK y las fuerzas de seguridad turcas desde la década de 1990.

Según declararon testigos a la cadena CNN-Türk, el adolescente habría llegado a la fiesta con dos hombres de unos 25 años, los que habrían huido. “Muchos ciudadanos, incluidos mujeres y niños perdieron su vida, y muchos más han resultado heridos”, declaró hoy el Partido de la Democracia de los Pueblos (HDP), agrupación que además informó que los anfitriones de la ceremonia eran miembros de este partido, que es el principal referente político de los kurdos en el país y tiene una importante presencia en el parlamento en Turquía