Una acusación realizada el jueves 18 de agosto por una joven pareja de 20 y 21 años, respecto a constantes ataques físicos y verbales de vendedores y guardias del Ripley del Costanera Center, fue la mecha que encendió la performance.

Según explicó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), ambas le señalaron que los acosos comenzaron cuando una de ellas se probó una chaqueta de hombre y besó a su polola, lo que al ser visto por los guardias dio paso a una serie de agresivos acosos tales como “aquí no hay ropa para gente como ustedes” o “ya, mariconas culiás (sic), no las queremos ver más por aquí”.

A raíz de esto, el pasado domingo 21 de Agosto, a eso de las 16:30 horas, se realizó una funa en la misma sucursal de la cadena de retail, repudiando la discriminación y agresión sufrida por la pareja de lesbianas

Alrededor de treinta personas, de carácter independiente, ingresaron a las dependencias con pancartas y lienzos al son de cánticos como “Ripley lesbofóbico” o “¿Y dónde están los guardias?”, entre otros, y en señal de protesta, algunos se besaron en el lugar. Los manifestantes recorrieron cada piso de la multitienda y parte del mall, evidenciando delante de clientes de Ripley y asistentes del mall la discriminación vivida por la pareja y la conducta agresiva de parte de los guardias, además hicieron un llamado a no comprar en Ripley.

La manifestación terminó sin incidentes.

Mira algunas fotos de la “besatón” acá:

4

Foto: Constanza Morales

5

Foto: Constanza Morales

6

Foto: Constanza Morales

2

Foto: Constanza Morales

7

Foto: Constanza Morales

3

Foto: Constanza Morales