“Poderosos motores del comportamiento humano” son los elementos que hacen comparables al lucro con el sexo, como se puede ver en una carta enviada por el ex ministro de Sebastián Piñera, Felipe Morandé, a El Mercurio el sábado pasado

En entrevista con La Segunda, el economista  de Evopóli aseguró que “prohibir el lucro es tan antinatural como prohibir el sexo, en el sentido de que las personas nos movemos por fuerzas al interior nuestro que se manifiestan, entre otras cosas, en el sexo y en el lucro”, afirmando que reprimir esas “características” resulta contraproducente, pudiendo causar incluso problemas mentales y una personalidad distorsionada.

Morandé criticó a Giorgio Jackson, acusándolo de ver las cosas en blanco y negro, tildándolo también de beato: “se constituye en una especie de sacerdote que está oteando el devenir de la sociedad, buscando quién está lucrando y denunciarlo. Así como lo hace, por ejemplo, un clérigo musulmán extremo, que busca algo que podría ser contrario al Corán”, afirmó.

La comparación generó gracia en las redes sociales, que señalaron que durante años la derecha se ha dedicado a condenar el sexo.