Un terremoto en Italia y otro en Myanmar ocurrieron durante la madrugada de este miércoles dejando decenas de muertos y centenares de desaparecidos.

El sismo en el páis europeo tuvo su epicentro en provincia de Rieti, en la región central del Lacio, y fue de 6.2 grados richter. Hasta ahora el balance es de 38 fallecidos, 150 desaparecidos y 2.000 personas sin hogar, según una portavoz de la Protección Civil.

Uno de los lugares más afectados fue la zona montañosa donde varios poblados resultaron totalmente destruidos. Es el caso de Amatrice, de unos 2.600 pobladores.

En Myanmar, en tanto, el terremoto fue de magnitud 6.8 y dejó cuatro muertos, hasta ahora. Muchos edificios de la antigua Birmania fueron afectados, como las 60 pagodas en Bagan, derribadas totalmente según apunta Myanmar Times.