Alberto Chang, acusado de cometer diversos delitos financieros con su empresa Grupo Arcano, dio una entrevista al Canal 24 Horas desde Malta, lugar desde donde actualmente se encuentra prófugo. El empresario se refirió a la situación de su madre Verónica Rajii frente las medidas cautelares que pesan sobre ella, que se encuentra en prisión preventiva hace tres meses.

“Estoy muy preocupado no sólo por mi madre, creo que se ha violado un tema de ética periodística bastante relevante, ayer hice una entrevista con otro medio para que entregara información en base a una entrevista que había realizado previamente (…) El día que revisan la cautelar de mi madre que ha estado en prisión durante tres meses, ella ha perdido 20 kilos, está con ataque de pánico, es una mujer de 68 años”, afirmando que los contratos que ella firmó eran en nombre suyo, amparada en un poder.

“Cuando yo fundé la empresa el año 2001, yo tenía el 90% y ella el 10%, pero mi madre nunca estuvo involucrada en la acción de la empresa“, contó  Alberto Chang.

“Ese 10% era nominal y no real porque nunca recibió dividendo, no tenía dieta, no tenía oficina, no tenía poder de decisión sobre nuestras inversiones (…) ella en los últimos días años se ha dedicado al Comité Olímpico como Tesorera”, agregó.

El empresario indicó que es imposible realizar una estafa piramidal en una empresa joven y que no se ha realizado una prueba concluyente de lo que la Fiscalía lo acusa.

Al ser consultado por las razones que lo mantienen sin regresar a Chile, Chang aseguró que se debe a que el 80% de los activos de su empresa se encuentran fuera de Chile, y que desde Malta se puede defender de las acusaciones que pesan sobre él.

Cuando a uno lo acusan de lavado de activos, es una acusación muy seria (…) es imposible que haya lavado de activos de una sola persona. A uno lo acusan de lavado de activos, intervienen las cuentas, los emails y te meten preso, en esa situación no te puedes defender“, afirmó.

En esa línea, explicó que “aquí en Malta puedo hablar con usted, puedo defenderme, en la cárcel en Chile no puedo hacer nada”.

“Yo pido que el Ministerio Público que en el fondo ellos han formalizado a los ejecutivos tengo el mismo nivel de estricto en la ley que están teniendo con mi madre ,que tiene bastante menos filiación a la empresa, y que las medidas que se tomen con ellos sean las que la justicia dicta”, manifestó.

“Mi madre no tiene ninguna responsabilidad en este caso. Mi responsabilidad y mi costo ha sido no sólo perder mi nombre, es que yo voy a pagar el capital invertido de los inversionistas. Mi responsabilidad no tiene que ver con un fraude, porque no hay fraude“.

En ese sentido, indicó que ha realizado todas las acciones legales e instrumentos para mantener en regla el modelo del Grupo Arcano.

“Toda la gente que ha invertido, y en esto, he dicho que no es una buena solución la quiebra transfronteriza porque es un proceso lento, largo, porque va a ser bastante decepcionante de recaudación y, por otro lado, he dicho que la extradición es un requerimiento en Europa yo puedo apelar a tribunales tras tribunales porque contamos con los medios”.

El empresario agregó que la única forma para devolver el dinero a los inversionistas es que desde la Fiscalía retiren los cargos en su contra.

Yo sólo puedo pagar si es que el fiscal levanta la acusación de lavado de dinero, porque sin levantar eso yo no puedo mover un dólar en el mundo. Lo que necesito es tener un  fideicomiso que estoy estructurando desde malta, pero si están congelados no los puedo mover”.