En la ceremonia inaugural del XVII Encuentro Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Chile (Enape), el saliente presidente de Conapyme, Rafael Cumsille, interpeló mediante un discurso a la presidenta Michelle Bachelet, según consigna Cooperativa.

Con un tono autoritario, el empresario recurrió a un dicho campesino “los sacristanes mataron al señor cura”, para analogarlo a la situación de la mandataria luego de sus bajos resultados en las encuestas. Usted tiene varios sacristanes que han sido los responsables de estas famosas encuestas nacionales, yo le quiero decir que la culpa es de otros no es suya. Díganme sí o no con un gran aplauso” , fue su sentencia.

Cuando le tocó su turno de hablar en el encuentro, la presidenta aprovechó el espacio para responder: “yo pude escuchar a Rafael Cumsille, y hay una cosa que no es así, es que ya no están los tiempos como aquellos que usted mencionó. Nadie va a mí a decirme mentiras, le puedo asegurar, la gente dice la verdad”, afirmó Bachelet.

El tono utilizado por Cumsille provocó enojadas reacciones en las redes sociales, donde lo recordaron como “viejo facho”, vinculado a la dictadura.

Lee algunas reacciones a continuación: