El fiscal de O’Higgins, Emiliano Arias, fue desvinculado de la investigación del caso Corpesca por el fiscal Nacional Jorge Abbott, luego de una entrevista dada por el persecutor asegurando que en la Ley de Pesca hubo corrupción.

Sus palabras fueron las siguientes: “La Ley de Pesca es una ley en cuya formación se cometieron delitos (…). En consecuencia, en el proceso de formación de la ley hay corrupción”, aseguró a La Tercera el actual fiscal de Rancagua.

Poco después se dio a conocer su remoción de la investigación y la apertura de un proceso sancionatorio en su contra por, supuestamente, publicar antecedentes del caso y dar su opinión sobre el mismo.

Motivado por esta situación, Arias presentó un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones contra Abbott pidiendo que se revoque la decisión de Abbott de abrirle un sumario administrativo.

En el texto, patrocinado por las abogadas Maritza Navarrete y Paulina Carraasco y dado a conocer por Ahora Noticias de Mega, se argumenta la “ilegalidad y arbitrariedad del proceso sancionatorio dirigido contra el fiscal regional de O’Higgins”.

Según el recurso, se acusa la imparcialidad del proceso, dado que el propio Fiscal Nacional es quien lo instruye y a su vez quien debe decidir posteriormente su resultado.

“(…) habiendo sido instruida la investigación administrativa por el Sr. Fiscal Nacional, es éste quien debe también sobreseerla o aplicar las sanciones disciplinarias que correspondan, resultando inaplicable un recurso de apelación ya que el Fiscal Nacional es la máxima autoridad del Ministerio Público”, cita el documento.

Por otra parte, se alude a la falta de presunción de inocencia, lo que vulnera sus derechos constitucionales, entre ellos, la libertad de expresión.