“¡Un gran like para seguir dando a conocer la verdad de Israel!” es el inicio de una noticia publicada por EstadoDeIsrael.com, en una de las pocas páginas en que se puede encontrar información referida a ProyectUpload, una iniciativa que busca llevar a jóvenes youtubers latinoamericanos para que “expongan a sus seguidores uno de los países más únicos del mundo”.

La intención es clara: limpiar la imagen internacional del Estado Israelí, el cual se encuentra en constante juicio por sus políticas opresoras y colonizadoras frente a Palestina. Esta vez lo hacen apelando a un público joven, que es el que sigue a estos referentes en el mundo de las redes sociales.

El grupo de youtubers- en donde se encuentran representantes de toda Latinoamérica- fue invitado a un viaje por Israel. Ahí se los puede ver divirtiéndose en playas y fiestas, mientras comparten en sus redes sociales comentarios sobre lo divertida que ha resultado la experiencia, usando etiquetas como #TelAviv o #Israel. Los chilenos que allá se encuentran son Ivica Llanca y Diego Jerez. La primera utiliza el nombre de Iviwiin tiene más de 500 mil suscriptores en su canal de YouTube, mientras que el segundo es conocido como Ni Tan Zorrón, quien sobrepasa los 300 mil. Eso sin contar las otras redes sociales que ambos ocupan, como Twitter o Instagram, en donde se encuentran subiendo constantemente momentos del viaje.

ProeyctUpload es un proyecto organizado por estudiantes del Centro Interdisciplinario de Herzliya, que participan en Stand With Us Israel Fellowship, que tiene como misión promover la “educación sobre el Estado de Israel”. La organización fue fundada después de la segunda Intifada, como una forma de responder a la -según ellos- “información falsa” que se difunde sobre las políticas israelíes. Para eso, pretenden mostrar lo que denominan como una mirada genuina y fiable de su país.

Llevar a personajes influyentes de distintas partes del mundo es algo que Israel realiza constantemente. Vale recordar que este año El Desconcierto publicó la lista de políticos y periodistas invitados a viajar por ese país, financiados por fundaciones vinculadas a la causa sionista.

Si bien en esa ocasión el cariz de la visita fue más político y se podían ver imágenes de las figuras convocadas junta a tanques, o recorriendo zonas de conflicto, esta vez la forma de llegar al público apela a mostrar a Israel como un país para divertirse. De esa forma, los miles de seguidores de ese grupo de “influencers”, como desde el mismo proyecto se refieren a los jóvenes, creerá que está conociendo Israel, pero sin tener antecedentes históricos sobre el conflicto contra Palestina.