Este martes se discutió en comisión de Salud del Senado la idea de legislar en torno al proyecto de aborto en tres causales: Inviabilidad del feto, riesgo de vida de la madre y violación.

El proyecto finalmente fue aprobado con tres votos a favor y dos en contra. El próximo paso es el trámite en la comisión de Constitución.

La primera en exponer las razones de su voto fue la senadora Jacqueline Van Rysselberghe (UDI), quien se manifestó abiertamente en contra de otorgarle la opción de decidir a las mujeres: “En este proyecto se consagran derechos y se plantea incluso eliminar la objeción de conciencia en los equipos de salud”, añadiendo además que lo consideraba inconstitucional, acusándolo de no proteger ni la vida del que está por nacer, ni el derecho de igualdad ante la ley. 

Luego la siguieron Fulvio Rossi (PS) y Guido Girardi (PPD), que se mostraron a favor del proyecto. Rossi aludió al derecho a decidir de la mujer. Girardi habló de la visión machista que contempla la existencia de la mujer como ser meramente reproductivo, afirmando que “se está diciendo que a la mujer cuando está embarazada ya no le pertenece su útero” .

El penúltimo voto fue contrario. Emitido por el senador Francisco Chahuán (RN), puso énfasis en la dignidad del que está por nacer y en las consecuencias negativas que -según él- podría tener el aborto en la vida de las mujeres.

El voto decisivo recayó sobre Carolina Goic (DC). La democratacristiana había planteado que iba a mantener su voto en reserva hasta el momento de la votación. Hizo enfasis en “la moral cristiana” y manifestó su conformidad con el rol que tuvo su partido en las modificaciones al proyecto inicial – limitando las condiciones que facilitarían el acceso al aborto-, concluyendo que la realidad de las mujeres en Chile requiere una legislación a favor del tema, señalando que como madre y asistente social no podía actuar con vendas en los ojos. No obstante, la senadora falangistas dejó ver que votará ver en contra de causal violación en particular.

Luego de su aprobación, la ministra Claudia Pascual se pronunció: emocionada, agradeció a la comisión por permitir el avance en esta discusión que afecta a todas las mujeres de Chile.