Un curioso -aunque preocupante- episodio vivió la modelo Pamela Díaz al intentar matricular a su hija en el colegio particular Mayflower, ubicado en Providencia.

Según contó “la fiera”, postuló a su hija al establecimiento y posteriormente a que aprobara una prueba de inglés, justo antes de pagar, le dicen: “¿Y la libreta? Yo le digo libreta de qué, de nota, mía, de qué cosa. No, la libreta de su matrimonio. Entonces, yo le digo, cómo, yo no me he casado”.

“¿Usted sabe que esto es un colegio católico?”, le habrían preguntado a lo que Díaz contestó: “¿Tengo que casarme?. “Sí, si usted se casa, puede entrar la niña al colegio”, concluyó su interlocutora.

A lo que agregó: “Lo que usted en su casa le transmitirá a su hija, no será lo mismo que si fueran padres casados, me dijeron. Yo le dije ‘cómo’, ‘sí’, me dijo, lo sentimos, pero lo que podemos hacer es que usted se case y después pueda volver al colegio a postular a su hija”, fue la conversación según consigna El Dínamo.

“Yo le dije qué pasa si es que a mí me hubieran violado, y de esa violación nació mi hija y yo no quiero abortar ¿Qué tengo que hacer?”, contestó la fiera dejando sin respuesta a la funcionaria del colegio que la atendió.

A pesar de que este caso ocurrió hace un tiempo -Díaz no aclaró hace cuánto- el antecedente se suma a las denuncias que acumula este colegio y varios otros del sector oriente por no respetar la ley de inclusión que prohíbe exigir requisitos para la matriculación de niños.