Las principales economías del mundo dieron por finalizada la reunión del G-20 en la ciudad china de Hangzhou, con el fin de coordinar políticas macroeconómicas y un fuerte llamado de rechazo al proteccionismo.

“Queremos revivir los motores de crecimiento del comercio internacional y la inversión. Respaldaremos mecanismos de comercio multilaterales y rechazaremos el proteccionismo para revertir el declive del comercio global”, declaró el presidente chino Xi Jinping en la ceremonia de cierre.

Pero fuera de las conclusiones del encuentro, hubo uno que otro episodio sabroso para las cámaras.

“Hijo de puta” a Obama

Sin dudas será la escena más recordada de la cumbre. El presidente filipino Rodrigo Duterte no escondió su molestia contra el presidente de Estados Unidos Barack Obama.

A propósito de la cumbre de la Asociación de Naciones del Suedeste Asiático, Duterte dijo que Obama “debe ser respetuoso y no sólo lanzar preguntas y comunicados. Hijo de puta, te voy a maldecir en ese foro”.

El mandatario filipino es conocido por sus fuertes declaraciones. Ya había calificado de la misma manera al embajador de Estados Unidos en Manila, quien había criticado al “Trump filipino” por bromear por querer violar a una joven australiana que murió en una prisión filipina.

Después de la polémica, Obama canceló la reunión que tenía programada con Duterte.

Las felicitaciones a Macri

Fue el mismo presidente estadounidense quien no escatimó en elogios para el mandatario argentino Mauricio Macri. Tanto en una reunion privada como en la propia cumbre, alabó el rediseño y “darle nueva fuerza a la economía argentina”.

Lo que Obama -ni nadie en la cumbre- mencionó son las cifras reales que han dejado las políticas económicas del macrismo al otro lado de la cordillera: 2 millones nuevos de pobres, más de 150 mil despidos, inflación de 42% anual, caída de la industria, consumo y recesión del 3%.

Temer y la receta neoliberal

El G-20 fue el estreno de Michel Temer como nuevo presidente de Brasil, después de que se concretara el impeachmente contra Dilma Rousseff la semana pasada. En la ocasión se encontró con sus pares de los BRICS, las economías emergentes de Rusia, India, China y Sudáfrica.

Ningún país mencionó a Rousseff o al impeachment. Y Temer les dio a conocer su nuevo modelo para el gigante latinoamericano: “El plan tiene dos vertientes. La primera es la privatización y la otra son las concesiones. Creamos un órgano especial para llevar a cabo las concesiones y las anunciaremos el día 13 (de septiembre)”.

La tensa relación entre Obama y Putin

Otra vez Obama. Esta vez con una imagen que dio la vuelta al mundo: la de su saludo con su par ruso Vladimir Putin.

La expresión de ambos mandatarios parece reflejar la tensa relación que sostienen.

obama putin