La ex pareja de Nabila Rifo envió una carta desde la cárcel ampliamente difundida por los medios de comunicación tradicionales. En ella, aseguró, una vez más, que es inocente del brutal femicidio frustrado del que fue víctima la mujer en Coyhaique.

En la carta, Mauricio Ortega, indicó que tanto él como la mujer agredida son “víctimas del sistema judicial chileno” y que él jamás agredió a su pareja.

La difundida misiva despertó suspicacias en varios usuarios de redes sociales que plantearon dudas respecto a las intenciones detrás de ella. Y le recordaron la denuncia en su contra realizada por la familia de Rifo el año 2015, donde consta que atacó la casa donde estaba su pareja con un hacha amenazándola de muerte.

Aquí algunas reacciones a la carta del único imputado por el femicidio frustrado: