Luego que el Rector de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, diera cuenta el pasado 31 de agosto, de la negativa de la Casa de Estudios a firmar el convenio PACE 2016; medida adoptada debido a la nueva propuesta del Ministerio de Educación, que no asegura la gratuidad a los estudiantes del programa que no pertenecen al 50% más vulnerable, los trabajadores y trabajadoras del programa PACE de la Usach escribieron una carta abierta donde señalan lo siguiente:

“Con fecha 6 de septiembre ha sido enviada una carta al Rector Zolezzi, donde enfatizamos que, si bien apoyamos transversalmente la demanda al Mineduc sobre mantener la promesa de gratuidad para todos los estudiantes que ingresan vía PACE, es necesario que se considere el compromiso y los avances que se han manifestado desde fines del año 2014, en un sistemático trabajo de fortalecimiento de la educación pública mediante el acompañamiento en liceos, promoviendo la implementación de prácticas pedagógicas innovadoras y contextualizadas, permitiéndonos efectuar acompañamiento al aula a docentes de matemática, lenguaje y profesores jefes de veintiún establecimientos, impactando de manera directa a más de ciento cuarenta docentes y cerca de cuatro mil estudiantes”, señala el texto.

La decisión de no firmar definitivamente el convenio 2016 afectará la continuación de este trabajo con las comunidades educativas y los avances en investigación sobre prácticas pedagógicas que se han venido realizados desde 2014 por el equipo de trabajo de PACE USACH. Es por este motivo que solicitamos al Mineduc y al Rector Zolezzi que retomen con urgencia el diálogo y “mantengan el apoyo efectivo al trabajo que se ha realizado en estos establecimientos educativos, ya que su suspensión lesionaría no solo a las comunidades involucradas, sino que las diversas posibilidades de innovación en educación que ofrece este trabajo a la Universidad de Santiago; esta situación se vuelve compleja ante el nuevo escenario de desmunicipalización y creación de Servicios Locales de Educación, en los cuales –a través de sus Consejos- las Universidades debieran tener un rol protagónico”, agregan.

“En este sentido, hacemos un llamado a redoblar los esfuerzos por no cerrar anticipadamente las opciones de entendimiento y la posibilidad de firmar un nuevo convenio, sin perder de vista que frente a la negativa de diálogo, los mayores perjudicados serán los propios estudiantes“, finaliza la misiva.