La abogada Carola Canelo -quien se hiciera conocida por sus ácidas críticas contra el proyecto de reforma educacional de la Nueva Mayoría– volvió a la palestra al presentar un recurso de protección a favor de los 3 estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado que fueron expulsados y los 22 suspendidos tras la toma en la casa de estudios.

Fiel a su estilo, nadie se salvó: “Es inaceptable la existencia de la política del Ministerio de Educación, de los rectores de universidades y la pasividad de las cúpulas de la Confech ante la decisión de reprimir por razones políticas a estudiantes que son líderes genuinos de base, mediante procedimientos irregulares de recalendarización de pruebas y exámenes y alteración de ponderaciones de controles con la finalidad que caigan estudiantes en causal de eliminación”.

Entrevistada por La Izquierda Diario Chile, Canelo aseguró que las políticas adoptadas por el rector de la Universidad Alberto Hurtado “no se condice con la función educacional que deben cumplir las universidades, con el ordenamiento jurídico chileno y con la doctrina social de la Iglesia que, como parte de la congregacion jesuita, debería responder la Univerisdad Alberto Hurtado”.

“Se reprime por razones políticas a estudiantes de base que han manifestado su descontento con la reforma del gobierno. Muchos van a terminar fuera de la universidad y altamente endeudados. Lo que pretenden las autoridades de la universidad y del gobierno es que no se haga política en las universidades”, agregó.

Revisa sus declaraciones acá: