“La agresión, provocación e intimidación a la selección boliviana de fútbol es una agresión a la nación, a todas y todos los bolivianos”. Con esas palabras el presidente boliviano Evo Morales reflejó su indignación con los cantos xenófobos realizados por los hinchas chilenos a sus pares bolivianos, en el marco del partido entre ambos países por las Clasificatorias al Mundial de Rusia 2018.

“Olé, olé, olá, el que no salta no tiene mar”, fue el que más se repitió, aunque la mayoría estaba enfocado hacia el tema marítimo, como el juego de los estadios de hacer la “ola”. “El que no salta no tiene mar”, “el que no salta es boliviano maricón”, “vienen a buscar comida a Chile”, fueron otros cánticos que reflejan la discriminación racista de los hinchas nacionales.

Uno que se llevó varios particularizados fue el portero boliviano -clave en el empate de ayer- Carlos Lampe.

 

 

“Ojalá la Conmebol y la FIFA puedan tomar cartas en el asunto, porque estoy  seguro que los dirigentes nacionales e internacionales apoyan el deporte para  integrarnos, para unirnos y no para discriminarnos y menos para marginarnos”,  dijo hoy Evo Morales. “Los expertos en fútbol que conocen los reglamentos internacionales deberían tomar cartas en el asunto, para que nunca más algunos grupos de  chilenos puedan ofender a países que van a visitarlos”, agregó el mandatario.

Cabe recordar que esta no es la primera vez que los hinchas chilenos realizan esta práctica. De hecho, el partido de ayer se realizó en el Estadio Monumental porque el Nacional -donde “La Roja” suele jugar de local- está suspendido por lo mismo.