Marco Enríquez-Ominami, líder del PRO, confirmó su participación en las próximas elecciones presidenciales a pesar de la merma en su imagen pública producto de los casos judiciales en los que ha estado involucrado.

En un mensaje publicado en Facebook, muy en la línea de Ricardo Lagos, ME-O escribió: “(…) seré candidato porque creo en la justicia que inspira las reformas y porque hoy estoy más convencido que nunca que sin estos cambios Chile no podrá retomar el sendero del desarrollo y del crecimiento armonioso”.

En el texto, el hijo de Miguel Enríquez hizo una velada mención a su involucramiento en el caso SQM y al polémico uso, supuestamente irregular, de un jet brasileño durante su campaña.

Cabe destacar que ME-O es investigado por la Fiscalía por, presuntamente, recibir financiamiento ilegal de la minera no-metálica de Julio Ponce Lerou, el exyerno de Augusto Pinochet.

La gente sabe que los políticos no somos seres superiores. Cometemos errores. Nos equivocamos y podemos decepcionar a los que nos han apoyado. Pero la gente sabe que los políticos somos también seres humanos. Lo políticos que se creen superiores, semidioses o mesías que vienen a salvar al país no conectan con la realidad de los chilenos. La gente quiere políticos que trabajemos por ellos. La gente busca líderes que defiendan sus intereses, no los intereses de los más poderosos ni sus propios lugares en la historia”, explicó el candidato.

“Los desafíos que Chile enfrenta son enormes. Pero no son apocalípticos. No estamos ante una crisis terminal. Más bien somos testigos del nacimiento de algo nuevo. Una democracia vibrante, horizontal, en que la gente participa y ejerce sus derechos no debería ser motivo de temor sino razón de orgullo”, agregó.

Así las cosas, ME-O se suma a Ricardo Lagos en la carrera presidencial para las elecciones de 2017.