“Miguel Estay Reino es la desazón. Es un personaje, frío, calculador, que pasó de ser admirado por sus compañeros comunistas y defender un gobierno e ideas en pos de una sociedad mejor, a pasar a ser un criminal y complacer a quienes se dedicaban a exterminar a ese sector donde él perteneció”.

Con esas palabras la periodista e historiadora Nancy Guzmán da cuenta de la cruda historia del “Fanta”, ex destacado militante de las Juventudes Comunistas que en 1975, tras ser detenido y torturado, se pasó al bando contrario.

Su vida es relatada en el libro “El Fanta. Historia de una traición”, de la periodista Nancy Guzmán. El lanzamiento de la publicación fue el motivó por el cual la autora fue invitada al programa “Vuelan las Plumas” de Vivian Lavín, que se transmite los miércoles a las 17 horas por Radio Universidad de Chile.

Guzmán, autora de libros como ‘Un Grito desde el Silencio’ (LOM, 1988), ‘Romo: Confesiones de un torturador’, Premio Planeta de Periodismo Investigativo año 2000 e ‘Historia para no olvidar’ (Catalonia, 2004), contó en el programa su experiencia cubriendo este tipo de personajes: “Me sorpendió el paso de la dictadura a la transición, me llamó la atención esto de pasar de la oscuridad a esta especie de fiesta sin fin…pero el dolor no se cura con una fiesta, se cura abriendo las heridas.  Hay que vernos como sociedad, ver cómo estas personas pudieron hacer tanto daño a todo un país. Por eso son delitos de lesa humanidad, cuando se hace daño a un ser humano, se hace daño a toda la humanidad. Al ver que no existía esa conciencia, empecé a buscar estos monstruos que son el lado oscuro de la historia. A través de ello narro los hechos, contando esta historia junto a estos sujetos que son chilenos, son sujetos como uno, tuvieron posición en la vida y luego se transformaron en estos personajes”.

Sobre el “Fanta”, la autora da cuenta de su particularidad. Proveniente de una familia acomodada y comunista, era profundamente admirado entre sus pares del partido. “Es un ícono porque él no solamente es militante, es enviado a estudiar con la KGB en la Unión Soviética. Él se prepara en las artes de inteligencia que después las aplicará para detener a sus propios compañeros. Todos hablan de la admiración que le tenían. Era valiente, arrogado, experto en artes marciales. Le gustaba ese mundo donde la violencia era protagonista”, dice.

Sobre su paso a ser agente de la dictadura, Guzmán afirma que cuando “él se da cuenta de que se quebró, de que no puede volver al pasado, no es capaz de aceptar el cuestionamiento. No tiene la capacidad de decir fui débil, sino que se pasa con todo al otro extremo y en ese otro lado, con la misma pasión que hizo sus tareas en el PC, lo hace”.

Escucha la entrevista completa a Nancy Guzmán en “Vuelan las Plumas” en el este link.