“Voy a construir un gran muro, en nuestra frontera sur. Y voy a obligar a México a pagar por el muro. Recuerden mis palabras”, fueron las palabras del candidato a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump, pronunciadas en su discurso con el que lanzó su candidatura el año 2015. El empresario inmobiliario añadió que nadie construye muros mejor que él.

Hasta agosto de este año la propuesta había quedado solo en esas palabras. La idea de frenar con violencia la inmigración ilegal ha sido uno de los pilares de campaña de Trump, marcada por los tintes racistas y xenófobos. Sin embargo, una empresa israelí especialista en seguridad fronteriza se mostró interesada en apoyar el cercado fronterizo entre México Y EE.UU., que alcanzaría los 3.000 kilómetros.

Se trata de Magal Security Sistems, que tiene amplia experiencia en obras de este tipo. Ellos estuvieron a cargo de construir la barrera instalada en la Franja de Gaza, con la misión de impedir la entrada de combatientes palestinos al país. Para evitarlo, no solo utilizan una sólida infraestructura, también se hacen cargo de la tecnología, que involucra cámaras de vídeo, sensores, detección de movimiento y monitoreo a través de satélites.

En la misma línea, la empresa israelí se ha encargado de separar a su país de Egipto y Jordania, según informó La Tercera. También han extendido sus construcciones a las divisiones que resguardan al puerto de Mombasa en Kenia, y están compitiendo en la licitación que busca construir una muralla en la frontera de ese mismo país con Somalía, que tendría un costo de US$ 15.200 millones y se extendería por 682 kilómetros.

Según consignó la agencia Bloomberg, el presidente de Magal Security Systems declaró en Kenia que el negoció de la construicción de muros fronterizos está viviendo una nueva alza “Llegó el EI (Estado Islámico) y el conflicto sirio. El mundo está cambiando y las fronteras están regresando en grande”, afirmó.

Muestra de eso es que las acciones de la firma han ascendido un 23% este año, y su presidente afirmó que están buscando crecer aún más. “Nos gustaría unir fuerzas con una importante compañía de defensa de Estados Unidos que tenga experiencia con este tipo de proyectos en todo el mundo, ya que lo hemos hecho en el pasado y sin duda queremos hacerlo”, declaró el empresario, demostrando que ven en Estados Unidos una gran oportunidad. Se  calcula que el costo del muro oscilaría entre los $5,000 millones y $10,000 millones de dolares, según consigna El Nuevo Herald.