El ex Comandante en Jefe del Ejército, con prohibición de salir del país por estar procesado como cómplice en el caso Caravana de la Muerte, increíblemente saldrá del país. Esto porque el juez Mario Carroza -previo pago de un millón de pesos- otorgó un permiso especial para que viaje el próximo 30 de septiembre a la ciudad de Bogotá en calidad de observador del proceso de paz que sostienen las FARC con el gobierno colombiano.

Según su abogado Jorge Boffil, Cheyre “se ha desempeñado activamente durante los últimos años en la observación y seguimiento del proceso de paz y profundización democrática que ha experimentado Colombia. Así consta, entre otras cosas, en numerosas publicaciones y columnas de opinión de su autoría, sobre la materia”, según consigna The Clinic.

El próximo 2 de octubre se realizará el plebiscito en el país cafetero, donde la ciudadanía deberá decidir si apoya o no los acuerdos de paz sostenidos entre la guerrilla y el gobierno de Juan Manuel Santos, que le pondrían fin a 52 años de conflicto armado.

Sin embargo, la situación fue una sorpresa para la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), querellante en la causa contra Cheyre. El ex militar fue detenido en julio pasado por su responsabilidad en la muerte de 15 personas en octubre de 1973, en el sanguinario paso de la Caravana de la Muerte por La Serena.

Desde la AFEP reclaman que a cualquier otro procesado como cómplice por el asesinato de 15 personas se le negaría la salida del país. “Nos parece realmente impresentable y violento saber la forma que tienen hoy día estos victimarios de ver todos los lados posibles. O sea, él cree que con un millón de pesos para la utilización de salir con permiso a un proceso de paz que ahí… Mire, Cheyre estuvo en la UC como analista internacional y estuvo blanqueado por sectores de la Concertación y muchos de ellos, antes que lo procesaran, ponían las manos al fuego por él. Pero hoy día, pensar que estando procesado y teniendo otras causas en haberes, vaya a un proceso tan relevante a un país hermano a hablar de la vuelta a democracia o plantear que se vuelva al país a lo que hemos vivido nosotros, realmente no tiene sustento jurídico ni político”, aseguró Alicia Lira a The Clinic.

Cheyre iría a Colombia precisamente bajo el rótulo de experto en “justicia transicional”. De hecho, en la petición a Carroza adjuntó una serie de columnas de opinión en las que se refiere al conflicto armado en Colombia. Que el ex militar sea considerado una voz autorizada sobre el tema en Chile es, según Lira, un ejemplo de una transición pactada sin justicia.