La obra “La ciudad sin ti”, escrita por el fallecido escritor Pedro Lemebel, fue presentada en el Festival de Teatro Providencia realizado entre el 31 de agosto y el 4 de septiembre pasado.

Sin embargo, el contenido del montaje teatral, causó escozor en dos concejales. En la misma línea con la que el mundo conservador recibió históricamente la obra de Lemebel, los funcionarios municipales catalogaron como una “ofensa” el contenido de “La ciudad sin ti”, según un reportaje de El Mostrador.

Las críticas fueron realizadas en el Concejo Municipal por Manuel José Monckeberg, concejal de Renovación Nacional, y Rodrigo García Márquez, expulsado del PPD hace un tiempo por dichos homófobos.

Para Monckeberg el problema de la obra es que es un “monólogo ofensivo contra la Virgen del Carmen, Patrona de Chile (…) presentada en una comuna eminentemente cristiana y católica“.

Monckeberg dijo que “la libertad religiosa es una garantía constitucional que el ordenamiento jurídico reconoce a todos los ciudadanos y que el Estado, incluida la Municipalidad de Providencia, debe promover y asegurar a todos los vecinos”.

“Garantizar esa libertad religiosa no significa sólo permitir que cada chileno o chilena pueda profesar su fe, sino que también implica que el Estado promueva el derecho fundamental del respeto a todos”, agregó.

En ese contexto hizo una brillante analogía: Es como celebrar Yom Kippur -fiesta judía- con “un asado de cerdo frente a una sinagoga”.

El concejal de RN aseguró que “cuando se decide la cartelera de las obras que se exhibirán en el Teatro Municipal de la comuna a nadie se le debería ocurrir agregar guiones con sentido racista o discriminatorio, como tampoco los que ofendan con burlas y desprecio a figuras sagradas como la Virgen del Carmen, especialmente en Providencia, una comuna eminentemente cristiana y católica”.

Por otra parte, García Márquez, formalizado por fraude al fisco en 2014, criticó duramente a Manuela Infante, directora de “Xuárez”, otra de las obras presentadas en el ciclo.

Sobre ella, dijo que “la directora de la obra, bastante deficiente y con la que se inauguró el festival, es la señora Manuela Infante, quien años atrás hizo una obra denigratoria e infame, en la cual le falta el respeto no sólo a la Armada de Chile sino que a todos los chilenos, contra Arturo Prat, haciéndolo aparecer como un hombre de condiciones distintas a las que tenía ese héroe que dio la vida por Chile”.

La obra a la que hace referencia García Márquez es “Prat” estrenada en 2002, y que molestó profundamente en el mundo militar y conservador del país, por su retrato más humanizado del héroe patrio.