Todos sabemos que la cesantía es uno de los principales problemas que enfrenta nuestro archipiélago y, por tanto, nuestra comuna de Castro. El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) indica que existe un 5% de desempleados; y aún cuando el gobierno activó planes de empleo, estos no superan la remuneración de $150.000. Una de las preocupaciones que se desprende de esta situación es que, además, son planes que tienen una corta duración. Para analizar el estado de la cesantía, es necesario entender la problemática más allá de sus porcentajes, principalmente porque detrás de cada cesante hay una familia que se ve directamente afectada por la falta de trabajo o por la precariedad del mismo.

La crisis de  la industria del salmón ha sido una de las principales responsables de que el número de cesantes se eleve considerablemente en nuestra región, debido a que estas empresas cada cierto tiempo realizan sus despidos masivos. En esta línea, Juan Eduardo Vera, candidato a alcalde por la comuna de Castro y militante UDI, ha indicado en carta al director publicada el día 6 de septiembre en diario la Estrella de Chiloé que la culpa del desempleo la tiene el gobierno de turno, porque no ha propiciado una real alianza entre el Estado y la industria privada. Podemos deducir  que su propuesta para solucionar el problema es continuar privatizando nuestras costas y seguir fortaleciendo la inversión privada en nuestra comuna.

Entonces ¿cuál es nuestra alternativa para combatir la cesantía?

Desde nuestra perspectiva, nos resulta sumamente peligroso continuar con el ejercicio de posicionar a la “industria privada” como la única alternativa que ve el Estado y el candidato, para enfrentar y resolver estos conflictos. En este sentido, creemos que lo correcto es potenciar el desarrollo de la economía local, facilitando los trámites para que los pequeños comerciantes puedan distribuir sus productos. Del mismo modo, es importante que se inyecten más recursos para la creación y desarrollo de las PYMES, y que éstas puedan entregar empleo con remuneraciones dignas y seguras. En la misma línea, si bien el turismo en nuestra comuna ha crecido potencialmente, no existe un plan de desarrollo estratégico que integre a las organizaciones y comunidades, comprendiendo que el turismo se debe convertir en una fuente dinámica y activa durante todo el año, generando así una oferta atractiva para que el empleo en esta área se mantenga estable. Por otra parte, es necesario respaldar y potenciar aquellas empresas locales que prestan servicios, evitando la fuga de recursos económicos hacia otras regiones, cuando bien se podría fortalecer el empleo local.

Hoy en día se hace necesario presionar para que nuestras autoridades fiscalicen y legislen a favor de entregar sueldos dignos y empleos estables en las industrias productivas, como también, avanzar en que nuestra gente tenga pensiones decentes para poder jubilarse con seguridad.

Por todo lo antes dicho, apelamos a visualizar nuestro futuro bajo una lógica respetuosa de nuestros recursos naturales y nuestras comunidades y vecinos.  Tal vez es el camino más largo, uno que no se resuelve con bonos ni juega con la desesperación de los cesantes, pero que sin duda nos permitirá creer y construir un mañana mejor, resguardando que los derechos ciudadanos sean recuperados y garantizados para todas y todos los chilotes.


Candidato a Concejal por la comuna de Castro, miembro del movimiento SUR.