Una serie de irregularidades en la entrega de los pases escolares 2015 fue lo que encontró la Contraloría al realizar una investigación sobre la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb). El servicio dependiente del Ministerio de Educación entregó más de 313 mil pases escolares a personas que no eran alumnos según consigna hoy La Tercera.

El informe de la Contraloría detalla que “tanto las acciones como omisiones de las autoridades generaron un desmedro económico cuantificable” que llegaría hasta los $859 millones de pesos.

Algunos de los errores y omisiones son, por ejemplo, la fabricación de 19 tarjetas a personas que habían fallecido, más de mil 500 supuestos beneficiarios que no existen en la base de datos del Registro Civil y 739 fuera de edad para el pase escolar.

Todo esto ocurrió bajo la administración del ex director de Junaeb José Miguel Serrano, quien se encuentra con una querella en su contra por el Consejo de Defensa del Estado (CDE) y está siendo investigado por pregunto fraude al fisco en el caso de eventuales irregularidades en las licitaciones del Programa de Alimentación Escolar.

La Contraloría ya ordenó un sumario administrativo para encontrar posibles responsabilidades de funcionarios del servicio.

“Reconozco que hubo una debilidad institucional (a la cual se puede deber la serie de errores), pero adicionalmente había problemas de diseño del proceso, de establecer una trazabilidad (seguimiento) y en las bases de licitación”, aseguró el director de Junaeb Cristóbal Acevedo.

“Hemos buscado mecanismos que nos den más seguridad de los datos. Uno de ellos puede ser el Registro Civil, pero lo importante es tener cómo chequear la información y hay varios mecanismos que lo permiten”, agregó.