Es importante respetar la presunción de inocencia mientras se desarrolla el proceso. Y como institución hemos prestado y seguiremos prestando toda la colaboración en las causas”. Con estas palabras se refirió el Comandante en Jefe del Ejército, General Humberto Oviedo Stegmann, a la situación que aqueja a Juan Emilio Cheyre por el caso Caravana de la Muerte.

De eso y más conversó Oviedo en una entrevista exclusiva publicada en El Mercurio. Allí, el Comandante habló también sobre el financiamiento del sistema de armas y la polémica Ley Reservada del Cobre. “Hay que mirarlo sin apasionamientos ni entrar en casuísticas de contingencia que pueden afectar la discusión”, dijo cuando le preguntaron sobre si es posible derogar dicha ley, a lo cual agregó que “lo importante es no vulnerar las capacidades militares que Chile ha dado a sus fuerzas armadas”.

El general hizo énfasis en que es necesario que las FF.AA. cuenten con recursos que estén ajenos a la discusión del presupuesto nacional, que así ha sido a lo largo de toda la historia patria. “En algún momento fue el salitre, en otros impuestos a la tierra, es decir, siempre ha habido una forma de financiamiento extra, por la complejidad de los ciclos que tienen los sistemas de armas”, argumentó.

Sobre la poca entrega de información que las Fuerzas Armadas ha dado a las diferentes causas de violaciones a los DD.HH. y crímenes de lesa humanidad durante la dictadura que aún siguen pendientes, señaló que “el Ejército no acepta ni va a generar pactos de silencio por ningún motivo”.

En la entrevista, Oviedo fue consultado respecto al Milicogate, el fraude de más de 5 mil millones de pesos que ha involucrado a miembros del ejército. El periodista Gabriel Pardo le preguntó sobre los planteamientos de algunos congresistas pertenecientes a a la comisión investigadora de la Cámara de Diputados y desde donde se ha planteado que se atribuyeron responsabilidades solo a personas con rangos inferiores. Al respecto, Oviedo señaló que “hay que esclarecer a la comunidad que no hay ninguna restricción ni secretismo respecto de posibles responsabilidades que puedan tener distintos niveles de mando” y agregó que “más del 50% de los 31 que enfrentan cargos son oficiales superiores y jefes. Hay amplitud de responsabilidades”.

Finalmente, el Comandante en Jefe se refirió también a la situación del penal Punta Peuco, donde hoy se encuentran algunos militares condenados por ciolaciones a los DD.HH. Respecto del debate que se ha generado sobre la necesidad de cerrar el centro de reclusión, el uniformado señaló que “es un penal que cumple con las medidas de seguridad”.

Humberto Oviedo comentó la salida humanitaria que han solicitado algunos parientes, argumentando que algunos ex uniformados estarían presentando enfermedades graves. Al respecto, Oviedo señaló que “desde el punto de vista humanitario nadie se puede restar a una mirada de análisis de aquello”, concluyó.