Se cierra el cerco sobre Juan Emilio Cheyre. Esto luego que el ministro Mario Carroza reabriera el caso Caravana de la Muerte, específicamente, en su etapa de La Serena donde el ex Comandante en Jefe del Ejército tuvo un rol que hoy lo tiene procesado en calidad de cómplice de 15 asesinatos.

La pieza clave de la reapertura del caso es el preinforme de la PDI sobre el “Libro de las Novedades de la Guardia”, donde se establecen diversos detalles de la salida desde la cárcel de La Serena al Regimiento Arica de decenas de presos, entre los que estaban 14 de los 15 que posteriormente fueron brutalmente asesinados.

Según el abogado querellante en el caso Cristían Cruz, el contenido del “Libro de las Novedades de la Guardia”, “ancla, fortifica, robustece aún más los medios de prueba que hay en contra del general Cheyre y echa por tierra su defensa de que nunca hizo nada“, explicó.

Cruz agregó que “todo esto fue solo la tropa que iba al interior del helicóptero Puma, pues quien retira a los presos de ahí (del Regimiento Arica) o quien físicamente se hace responsable es un suboficial de inteligencia que fue bastante claro en decir que el obedeció a Cheyre, que Cheyre era su jefe y la hoja de vida de ese suboficial da cuenta que Cheyre era su superior”.