En Chile la principal causa del cáncer cervicouterino es el virus del papiloma humano (VPH). Frente a eso, se inició una campaña masiva de inmunización contra la enfermedad, enfocada en las niñas de 4° y 5° básico, administrándola en dos dosis. Esta es la continuación de un programa de vacunación iniciado el año 2015, orientado a las chicas de 6° a 8° básico.

Como respuesta, distintos grupos de apoderados y apoderadas anti vacunas han iniciado una ofensiva en tribunales, negándose a la aplicación de esta vacuna que fue incluida en el Programa Nacional de Inumnizaciones (PNI) del Ministerio de Salud. Se han puesto siete recursos de protección contra la vacuna, y aunque tres han sido aceptados, hoy la Corte de Apelaciones de Arica -que ya había aceptado uno-  rechazó otro de forma unánime, pues fue presentado pese a que la menor no fue vacunada dentro de su establecimiento, al no contar con la autorización de sus padres.

El 9 de septiembre se presentó en la Corte de Apelaciones de Santiago el primer recurso en contra de la medida, continuando en Arica, Iquique, La Serena, Valparaíso, Temuco y Puerto Montt.

Felipe González, vocero del Movimiento Anti Vacunación, valoró que los tribunales de Arica y Chillán hayan acogido los requerimientos. Agregó que “En Santiago el recurso fue declarado inadmisible, pero se presentó una reposición. En caso de que se rechace, recurriremos a la Corte Suprema”, señaló a La Tercera.

Chile es el país primer país del mundo en donde se inicia un movimiento opositor a esta vacuna que llega a tribunales. Según informó a el mismo medio, Roberto Aguila, consultor en epidemiología de la Organización Mundial de la Salud y Organización Panamericana de Salud (OMS/OPS): “Es algo que no ha sucedido en absoluto. En todos los países en que se incluye un esquema de vacuna, entran a ser un asunto de salud pública y, por lo tanto, es una obligación y un derecho. Esta judicialización no se ha visto en ningún otro sitio”.

Para comprender las justificaciones sanitarias que tiene la implementación de esta política, los tribunales solicitaron información al MINSAL.  “Estamos en proceso de contestar, tenemos todavía un plazo de ocho días, y estamos trabajando con nuestro departamento jurídico para dar la mayor cantidad de argumentos a las razones específicas. Esperamos que haya una consideración de nuestros argumentos”, afirmó Fernando Muñoz, jefe del Departamento de Inmunizaciones del Minsal.

Muñoz señaló que han existido enfrentamientos entre apoderados y el personal de salud encargado de vacunar a las menores  “Hemos tenido dos situaciones, en Copiapó y en Iquique, donde hubo una tensa relación entre los equipos de vacunación y los colegios. En Copiapó, un grupo de padres agredió verbalmente al equipo que procedió a vacunar”, dijo Muñoz, añadiendo que, en Iquique, “el alcalde instruyó un es sumario para aclarar lo sucedido, tanto en el consultorio como en el colegio”. Con un 4% de rechazo, esta inoculación es la más rechazada del programa.

La opinión de los especialistas

Humberto Soriano, director de la Sociedad Chilena de Pediatría, afirma que “las vacunas son seguras y la gente debe estar tranquila, porque Chile tiene un buen programa de vacunación. Es natural que surjan dudas, pero la gente debe informarse bien y con la literatura apropiada”.

La presidenta de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología Infantil y de la Adolescencia,  Carolina Conejeros señala que “se han medido niveles de anticuerpos y se ha visto que, en menores de 15 años, la vacunación en dos dosis, con el esquema que tenemos, sí es efectiva”, buscando despejar las dudas y prejuicios que surgen en torno al tema.

Nos preocupa la insistencia de algunos padres que desconfían, por lo que nosotros queremos señalarles que confíen, porque hemos comprado una buena vacuna y segura”, aseguró la ministra de Salud, Carmen Castillo.

El representante de la OMS, remata: “Los movimientos antivacuna son una amenaza sanitaria. Los brotes de sarampión que están ocurriendo a nivel mundial están ocurriendo porque, justamente, hay personas que no quieren inmunizar a sus niños”.