Según informó esta tarde el diario Pulso, el 10 de septiembre el abogado Roberto Jara interpuso una querella por estafa y otras defraudaciones en Concepción en representación de 16 clientes, quienes aseguran haber sido estafados por Rafael Garay por montos que superan los $7 millones. La demanda se conoce mientras crecen las dudas del verdadero destino de Garay, quien se encuentra desaparecido desde el 15 de septiembre. 

Según explicó Pulso, el economista entró a la propiedad de la compañía Bourse Up en 2014, la que captaba inversionistas que sólo podían entrar por recomendación. “Quien entre en la red (network) y suma a nuevos socios de este gran fondo de inversión, gana comisiones de acuerdo al comportamiento que tengan sus invitados. De hecho, la única forma de entrar a Bourse Up es siendo recomendado y pagando desde US$200. O sea, si va a entrar, debe estar dispuesto a correr riesgo, pero asimismo ingresar a una interesante industria que alrededor del mundo ha hecho millonarios”, explicó Garay en una entrevista al Diario Concepción en 2014  detallada en la demanda.

Quien fuera parte de “Felices y Forrados” anunció hace tres meses que sufría un tumor cerebral. El 15 de septiembre, supuestamente,había ingresado a un tratamiento de quimioterapia en la clínica Gustavo Roussy. Sin embargo, la PDI confirmó que en los últimos días Garay estuvo en cuatro países: Francia, Tailandia, Holanda y Rumania. En este último país habría solicitado un certificado de soltería, lo que fue ratificado por Cancillería.