El histórico librero de la calle San Diego, Luis “Paco” Rivano, falleció la semana pasada.

El ciclo Conversaciones urgentes sobre la lectura y el libro en Chile, con la periodista Vivian Lavín terminó siendo la última entrevista que se le haría al ex carabinero, quien perdiera su trabajo tras la publicación de su primera novela.

En la ocasión, Rivero re pasó su vocación como librero, su experiencia teniendo de cliente al dictador Augusto Pinochet y de la tradición pirata chilena. “Todo lo que leí, mi cultura, mi escasa cultura, la conseguí aquí en San Diego comprando libros viejos”, dijo, desde el pequeño local que tiene en una galería en el barrio santiaguino.

Sobre su cliente Pinochet en los 80, asegura que solo lidió con un suboficial que era enviado y que el ex dictador tenía una muy buena biblioteca. “Compraba muchos libros y los temas eran muy surtidos. Historia de la economía, geopolítica, historia de la Guerra del Pacífico, incluso historia de la Iglesia Católica, todo tipo de libros”, afirmó.

“Se me ocurrió a mí una cosa que la consideré bien inteligente, después. Cuando compraba una biblioteca yo le sacaba una fotocopia a las portadas. Le mandaba un archivador con todas las fotocopias de todos los libros que, más o menos, yo encontraba que eran importantes“, agregó.

Sobre su experiencia ejerciendo el oficio de librero, en épocas en que la lectura parece no ser tan importante como antes,  dijo que “puede que la gente no crea lo que voy a decir pero lo voy a decir igual: yo soy librero porque yo soy feliz entre medio de los libros. Si yo vendo y con eso puedo solucionar los gastos que tengo, yo estoy feliz”.

Después, pasa a relatar una emotiva experiencia sobre un libro en particular: “Este libro sobre numismática, sobre monedas romanas, no tiene ninguna venta, no tienen ningún mercado, nadie me los va a comprar. Llegó en un montón de libros, hecho pedazos, sucio, húmedo y yo lo tomé, lo vi y dije: “Un libro que tiene 200 años, que tiene ilustraciones de monedas antiguas, nadie me lo va a comprar pero yo no puedo dejar que se pierda”. Entonces, lo mandé a restaurar con cuero, respetando las tapas antiguas. El libro se quedó ahí guardado. Sé que no lo voy a vender…”.

“Paco” Rivano también tuvo tiempo para repasar la tradición “pirata” de los chilenos, en palabras, según dice, de español José Ortega y Gasset, quien se dio cuenta que sus escritos eran pirateados en Chile. “Los libreros piratas compran el producto-libro pirata, según he sabido, a mil pesos y se pueden vender a tres, cuatro o seis mil pesos, entre 10 y 20 libros diarios. Entonces, antes eso, lo inteligente sería vender libros pirata, sin embargo, a mí no me interesa, no porque yo sea honesto, no, porque si los libros pirata fueran del tipo La Ética de Spinoza, claro, uno podría entenderlo pero resulta que no, los libros pirata son los best seller, o sea, piratean libros que están en todas las librerías, no hay ninguna ganancia para el público”, aseguró.

Revisa la entrevista completa en este link.

Puedes también ver extractos de la entrevista en video:

Luis Rivano y su vínculo con Pinochet from Vuelan las Plumas on Vimeo.

“Entre los libros soy feliz” from Vuelan las Plumas on Vimeo.

Luis Rivano y la piratería en Chile from Vuelan las Plumas on Vimeo.

¿Cómo se forma un librero en Chile? from Vuelan las Plumas on Vimeo.