La privacidad y el respeto en los tiempos de la interconectividad no son pan de cada día. Lamentablemente, no es extraño toparse con videos privados que de alguna manera son filtrados y compartidos por todo internet. Le pasa a las celebridades pero también a personas comunes y corrientes.

En Chile está el ejemplo de la chica de 14 años que fue filmada sin su autorización por compañeros de colegio
-caso conocido como “Wena Naty”- desatando un infernal bullying, real y virtual, que quizá dure hasta el día de hoy.

Para crear consciencia justamente de este tipo de situaciones es que un grupo de estudiantes argentinos llamó con este viral a actuar en los casos de videos virales que afecten la privacidad y la dignidad de las personas. “No te sumes”, piden a través del registro que ya tiene más de 5 millones de reproducciones.