Los resultados de la encuesta Casen 2015 reflejaron una disminución de la pobreza por ingreso y en la pobreza multidimensional. Sin embargo, Benito Baranda puso algunos matices.

Para él, la medición no refleja la realidad de los habitantes del país, principalmente porque la protección al ciudadano es muy precaria.

“Bajas rápido a la pobreza porque tu nivel de protección es muy bajo en Chile comparado con las familias de clase media de otros países. 70% de las familias tienen ingresos bajísimos y están al límite de caer en la pobreza ante cualquier eventualidad“.

Teniendo una enfermedad, la pérdida del empleo, pasan a engrosar la línea de pobreza“, agregó.

Baranda puso énfasis en la equivocación de mirada del Estado. “Lo que hace es construir políticas universales, pero tu requieres políticas particulares para las personas con extrema pobreza. Hay que usar instrumentos que lleguen al núcleo de la familia, de sus dificultades. Siguen siendo cerca de 600 mil personas”, dijo.

Sobre los cambios que este gobierno ha llevado a cabo, Baranda dijo que “en relación a las reformas, lo dijo el ministro, las reformas grandes, estructurales, van a tener un impacto en 10, 20 años más, no tiene un impacto hoy día. Hay que seguir trabajando y haciendo las correcciones para tener un mayor y mejor impacto”.