“Pido ahora un juicio, quiero que los jueces decidan. Sé que soy completa y totalmente inocente”, dijo el día de hoy el líder del PRO, Marco Enríquez Ominami, en una conferencia de prensa. Esta fue convocada luego de que el día de ayer el fiscal Pablo Gómez confirmara la solicitud de formalización al ex candidato presidencial al Octavo Juzgado de Garantía de Santiago.

Al respecto, Enríquez-Ominami había dicho a través de su cuenta de Facebook: “Esta es una acusación política. No hay base legal para la decisión que ha tomado un fiscal que tiene relación directa con la candidatura presidencial de Sebastián Piñera”.

Pero hoy fue más allá y lanzó sus dardos contra el fiscal Gómez, a quien calificó como un “operador de Piñera“.

Luego agregó: “Esta formalización no tiene asidero, es arbitraria. Se hace cuatro días antes en que los progresistas y los independientes le vamos a ofrecer un cambio al país, sorpresa. La audiencia de formalización es solo cuatro días antes de la elección”.

Cabe recordar que la formalización del líder del PRO por la facilitación de boletas ideológicamente falsas por más de $360 millones a SQM Salar, vinculadas a documentos tributarios de su ex jefe de gabinete Cristian Warner. Meo se defendió de este punto: “No tengo boletas, no tengo facturas falsas, no hay depósitos impropios, nunca me he concertado con nadie en Chile para defraudar al fisco (…) lo sabe también el fiscal, el operador de Piñera, que yo no he pedido esas facturas. Al fiscal de Piñera quiero decirle que los candidatos presidenciales no nos dedicamos a negociar con los proveedores”.

Enríquez-Ominami aseveró finalmente: “Juicio ahora, vamos a juicio (…) cada día que no quieren ir a juicio será evidente que es una manera de sacarme de la carrera. Vamos a juicio y demostraré mi inocencia ahí”.