“Por todo lo expuesto está claro que el Gobierno y las autoridades chilenas violan de manera sistemática los derechos humanos de bolivianas y bolivianos transportistas en territorio chileno”. Esas fueron las palabras del presidente de Bolivia, Evo Morales, antes el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El presidente precisó que a los transportistas no se les permite preparar sus alimentos ni acceder a servicios básicos en la frontera, poniendo como excusa supuestos controles sanitarios. Según La Razón de Bolivia, Morales aseguró que “eso atenta contra la vidas de las personas”.

Por otra parte aseguró que Chile está incumpliendo varios tratados, entre ellos el de 1904, al cometer atropellos contra el libre tránsito de ciudadanos y ciudadanas bolivianas.

Además criticó a “las autoridades chilenas” por “fomentar la discriminación racial”, poniendo como ejemplo las palabras de la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, “fomentando el racismo y convocando públicamente a actuar de manera hostil contra autoridades y el pueblo boliviano”.

Rojo, con motivo de la visita del canciller boliviano David Choquehuanca hace un tiempo, llamó a “actuar bajo la misma hostilidad que ha actuado el canciller. Tenemos que actuar de manera hostil, estamos en territorio chileno y las cosas se hacen bajo nuestras reglas”.