El abogado constitucionalista afirma estar concentrado en “cambiar la política desde el interior de la institucionalidad”, según afirmó en una entrevista con El Mercurio, refiriéndose a su permanencia en el PS, ya que cree en “la articulación de una izquierda políticamente relevante y no testimonial. Es mucho más difícil que esa izquierda tenga relevancia política real sin el PS”.

Cuando le preguntaron si se encontraba dispuesto a asumir una precandidatura presidencial en su partido, el abogado afirmó que está dispuesto a aprovechar “cualquier oportunidad para contribuir a una discusión de verdad” , señalando “Habrá que estar en donde uno pueda contribuir a tener esa discusión”, afirmando que si la vía es una candidatura presidencial, está completamente dispuesto a hacerlo, al igual que está dispuesto a apoyar a un candidato que contribuya al debate transformador.

También criticó que las alternativas presidenciales en este momento sean Lagos y Piñera:“Es como si la clase política estuviera preocupada de darle a la ciudadanía una especie de certificado por escritura pública de que no entienden nada. Como que lo que tenemos que hacer es cerrar los ojos y pensar que estamos en 2000 o 2010 y con eso todos los problemas van a desaparecer, y tendremos 20 años de paz y tranquilidad, y crecimiento al 8%”.