Vietnam no incluirá la ratificación del Tratado Transpacífico de Asociación Económica (TPP por su sigla en inglés) en la agenda de su próxima sesión del parlamento. La Presidenta de la Asamblea Nacional, Nguyen Thi Kim Ngan indicó que, en este segundo periodo de sesiones de 2016, la Asamblea Nacional no tiene en agenda el tema del TPP.

La parlamentaria informó que “Vietnam no se precipitará en la ratificación del TPP esperando el resultado de las elecciones de EEUU”, pero sobre todo están aguardando la decisión política final del Comité Central del Partido Comunista de su país.

Cabe recordar que, según los expertos a favor del TPP, Vietnam es el país –teóricamente- más favorecido con el TPP, y la administración de Obama daba por hecho que la República Socialista ratificaría en las próximas semanas, sin mayores inconvenientes, el mega tratado entre 12 países de la zona Asia-Pacífico.

Este hecho fue calificado por medios internacionales como “un golpe a Obama” quien pretende que Estados Unidos, pese a los hechos, apruebe el TPP antes de dejar la Casa Blanca.

La periodista Lucía Sepúlveda, integrante de la plataforma Chile Mejor sin TPP y de la Red de Acción en Plaguicidas RAP-Chile, indicó que “es muy alentador conocer la noticia de que el Parlamento de Vietnam se tomará su tiempo y no va a usar este periodo legislativo para discutir el Tratado Transpacífico”. Esto, debido a que esta decisión es totalmente inesperada, ya que Obama no se imaginó una realidad de este tipo, pues consideraba que en Vietnam la ratificación del TPP sería un mero trámite.

“Obama pensaba que la votación del TPP pasaría por un tubo porque ya tenía la aprobación del PC de Vietnam, que obviamente es el mismo que controla el Parlamento. Esto quiere decir que el poder político de Vietnam está reconsiderando qué significa el TPP para su soberanía, si bien ellos no tienen una economía como la nuestra, con tantos tratados de libre comercio, este tratado puede representar algunos beneficios en ese ámbito. Sin embargo –nos imaginamos- están considerando los aspectos que tienen que ver con su soberanía y para Vietnam eso es algo sumamente importante”.

El TPP ataría su legislación al deseo y vigilancia de las corporaciones trasnacionales, los sometería a los procedimientos de resolución de controversias que están establecidos allí, y que son tribunales extra judiciales que operan fuera del ámbito de la legalidad nacional, explicó la periodista.

“Vietnam tiene una historia y una tradición, y a mí –una persona que conoció los tiempos de la Guerra de Vietnam y que estuvimos en esa época donde el mundo era otro– era muy chocante que este país apareciera aprobando el TPP”.

Sepúlveda considera que el hecho de que en Vietnam se tomen un plazo, que sobrepasa las elecciones estadounidenses para votar el TPP, da pistas de que han entrado en contradicciones con el movimiento campesino a nivel internacional. No hay que olvidar que, según datos del Banco Mundial, al año 2015 un 66% de la población total de Vietnam corresponde a población rural.

El TPP afecta a la pequeña agricultura y el modo de vida campesino porque tiende a la masificación de la producción agraria e impulsa la agroindustria por sobre la soberanía alimentaria. Hay que recordar que este acuerdo incluye el UPOV91 que criminaliza el libre intercambio de semillas y obliga a la utilización de “semillas mejoradas”.