El 18 de agosto pasado pasado el puente ferroviario sobre el Río Toltén colapsó durante el paso de un tren de carga en la comuna de Pitrufquén. Tras el suceso la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE), a través de un comunicado, informó que seis de los carros cayeron al agua y que el tren transportaba clorato, petróleo y soda cáustica, pero que el único que de los carros con filtración solo contenía soda cáustica.

Por su parte las autoridades locales indicaron que se estaban tomando medidas para evitar la propagación de los elementos químicos.

Sin embargo, a más de un mes del accidente, no hay fecha para el retiro de los carros y tanto vecinos como guías de pesca del río Toltén, en Pitrufquén, denunciaron la contaminación de las aguas de aguas del río con petróleo debido a la filtración de uno de los seis vagones que aún yacen sumergidos a 6 metros de profundidad en el lecho.

La contaminación con petróleo puede provocar importantes daños ambientales a la cuenca del Río Toltén, ubicado en la Provincia de Cautín, Región de la Araucanía, afectando, la flora, fauna y ecosistemas de la zona. Habitantes de la zona señalaron que este líquido, viscoso y con un fuerte olor a combustible, flota en la superficie en forma de pequeñas burbujas negras que al ser tomadas se deshacen como una especie de alquitrán pegajoso.

En declaraciones a El Mercurio, Pedro Troncoso, vicepresidente del Gremio de Pesca Leufu Toltén, señaló que existen unas 100 familias que dependen de la pesca en el río, “por lo que es urgente que las autoridades verifiquen qué es lo que sale de los vagones”.

Por su parte Jacqueline Romero, CORE de La Araucanía, criticó al Gobierno, pues hace tres días se había avisado a las autoridades, y aún no hacen nada. Mediante un comunicado, Grupo EFE afirmó que “para sacar los carros de las aguas se requiere desviar el río, para lo cual esperamos la autorización de la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP”.

Desde la intendencia, Andrés Jouannet señaló que los estudios para desviar el río estarán listos en las próximas semanas. Sobre la eventual contaminación denunciada en el cauce, aún se debe investigar la situación y ver de dónde viene esto.