El pasado miércoles 14 de septiembre se realizó la ceremonia de cierre de la Tercera Escuela de la Ciudadanía de Providencia, al cual asistieron los dirigentes sociales que a través de esta iniciativa buscaban reforzar sus capacidades y herramientas de participación para tener una mayor incidencia en los procesos que se realizan en su comuna.

Se trata de personas que integran organizaciones de la sociedad civil o que buscan organizarse con otros para mejorar su calidad de vida o generar iniciativas sociales de manera colaborativa.

Para la alcaldesa de Providencia, Josefa Errázuriz, “la sociedad civil debe ser un aliado, entregando miradas conceptuales y metodológicas, colaborando en la articulación y en ocasiones en la implementación de la política pública comunal”.

Atendiendo a los requerimientos de la Unidad de Participación Ciudadana de la Dirección de Desarrollo Comunitario de Providencia, el PEC preparó un curso que tuvo como propósito instalar competencias en los dirigentes, que les permitieran el desarrollo de un pensamiento y acción crítica, en base a una propuesta formativa con metodología participativa.

La Escuela de la Ciudadanía tuvo una duración de diez semanas, donde se trabajó en temáticas como herramientas de liderazgo democrático, patrimonio y barrios, normativa del gobierno local y participación, mujer y género y propuestas para la acción.

El sentido de esta capacitación se orientó a fortalecer la participación ciudadana mediante la generación de experiencias de aprendizaje a través de las cuales los y las estudiantes no solo se apropiaron de conocimientos cívicos fundamentales, sino que también aprendieron por experiencia.

“La educación y la vida en el barrio son elementos que van unidos de la mano. No existe posibilidad de que nuestro país crezca, se desarrolle y establezca vínculos que potencien a las personas si no vinculamos ambos elementos. Para que eso efectivamente ocurra, lo primero que debe acontecer es que los líderes y dirigentes se preparen en uno de los elementos más complejos de la vida social actual; desarrollo, promoción y fortalecimiento de la participación”,señaló Mario Bugueño, encargado del Área de Innovación y Diseño del Programa de Educación Continua.

Como producto de su proceso formativo, se generaron siete iniciativas o propuestas de proyectos de participación ciudadana en torno a problemas presentes en la comuna, tales como: atención de adultos mayores en situación de soledad y abandono, centro de acogida a mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, promoción local del reciclaje y reutilización de desechos domiciliarios, promoción de la participación en las juntas de vecinos, inclusión de la formación en derechos humanos en las escuelas y liceos de la comuna, e integración de migrantes y pueblos originarios a la vida comunal.