“Acabo de pasar una situación asquerosa. Este asqueroso le gusta grabar las vaginas de las mujeres en la micro F13 (Puente Alto)”.

De esa forma, una mujer funó a través de su cuenta de Facebook a un hombre que grababa con su celular la entrepierna de una niña en el transporte público.

En el registro se puede ver cuando la mujer lo encara poniéndolo en evidencia, después de que una adolescente alertara que la estaba grabando. Un hombre, además, al tomar su celular descubrió que no era la única filmación sino que tenía bastantes.

“Tiene vídeos hasta de niñas escolares. No fue a mi pero defendí a la niña que se lo hacía, ella alzó la voz y me metí“, escribió la mujer en su cuenta de Facebook.

En ese contexto, el Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC), indicó que este tipo de abusos “ejemplifica que el acoso sexual callejero no es sólo acoso verbal o “piropos”, sino una serie de prácticas con connotación sexual no consentidas, como tocaciones, roces, persecución y, como este caso, toma de imágenes del cuerpo de las personas sin su autorización”.