Dos jóvenes mapuche resultaron muertos este miércoles en una balacera producida en Vilcún, en la Región de la Araucanía.

Según reporta Bío Bío, el confuso enfrentamiento habría comenzado luego que un grupo de cinco desconocidos cargando supuestas armas de fuego intentaran asaltar la vivienda del dueño del restorán Ojos de Agua, en la ruta hacia Vilcún.

Los delincuentes habrían atacado al hijo del dueño del comercio exigiendo dinero y joyas. Una vez dentro de la vivienda, el dueño de casa habría disparado a los delincuentes dando comienzo a la balacera, donde murió su hijo, Osvaldo Antilef de 29 años.

A cientos de metros del lugar, la policía encontró el cuerpo de uno de los presuntos delincuentes, Fabián Tralcal Marilaf de 20 años.

Según información de Bío Bío, Tralcal tenía una orden pendiente de un tribunal por la supuesta usurpación a un fundo de la familia Luchsinger Mackay y, según el medio, era sobrino de Sergio Trancal Quidel, imputado en el caso del atentado que acabó con la vida del matrimonio.

Tras lo ocurrido el intendente de la Araucanía, Andrés Jouannete, llamó a un comité policial de emergencia para investigar los hechos.