‘Y volver volver, volver a tus brazos otra vez,
llegaré hasta donde estés
¡yo sé perder, yo sé perder, quiero volver, volver, 
volver!”.

Esta ranchera de Vicente Fernández fue una de las canciones que tres mariachis le interpretaron al alcalde Jaime Pavez en el concejo municipal del 20 de septiembre, para despedir sus 24 años al mando del municipio de La Pintana. El acto ceremonial también contó con las palabras de dirigentes comunales: “Queremos agradecerle todo lo que usted hizo por nosotros, cuando esto partió en el año ’92 éramos unos campamentos grandes y los adelantos se ven reflejados gracias el trabajo hecho por usted”. Declaraciones que eran acompañadas de religiosos “sí, sí” de otros asistentes.

Luego de 24 años al mando del municipio, Pavez finalmente se despedía de la alcaldía. A pesar de que el primer semestre parecía ser el candidato seguro a la reelección y se negaba a hacer primarias, su historial de irregularidades hizo que su partido –el PPD- fuera restándole progresivamente el apoyo para su reelección. Esto terminó en la decisión de hacer una encuesta comunal para decidir la candidatura de la Nueva Mayoría a la alcaldía, sondeo que Pavez terminó perdiendo ante la concejala Claudia Pizarro (DC).

Pero el alcalde no se daría por vencido tan fácilmente. Enseguida se postuló como candidato a concejal y, en lugar de apoyar la candidatura de su coalición a la alcaldía, decidió levantar un candidato independiente, Diego Iglesias -director de la Secretaría de Planificación de la municipalidad y ex jefe de su gabinete-, por el cual ha hecho campaña interna en el municipio incluso en horas de trabajo, tal como consta en el audio de la reunión que tuvo con la Corporación Municipal de Deportes que reveló El Desconcierto.

Volviendo a la ceremonia, los mariachis interpretaron otro clásico de Vicente Fernández: “El Rey”. Mientras tanto, Pavez seguía saludando a los asistentes y a cada uno de los integrantes del concejo municipal, el mismo que tantas veces ha aprobado y cuestionado una serie de licitaciones y resoluciones. Una de las más polémicas fue la modificación presupuestaria Nº 3 de 2014, que terminó destinando recursos municipales al Club de Deportes La Pintana para su inscripción como equipo profesional –como consta en un informe de investigación de Contraloría a la Corporación Municipal de Deportes de esa comuna-. Otra licitación irregular fue la de más de 1.400 millones a la ATE Audigeduc, que Ciper reveló que se había realizado con datos adulterados.

El uso de los recursos municipales es fundamental, especialmente en municipios como La Pintana. Según los datos de la Casen 2013, mientras comunas aledañas como San Ramón, Puente Alto o San Bernardo han tenido disminuciones de pobreza por ingresos superiores a un 6,5% entre 2011 y 2013, La Pintana tuvo una variación que no es estadísticamente significativa de un 2,4% (ver este y otros indicadores de la comuna). El Índice de Prioridad Social (IPS) de comunas 2015 -generado por el Ministerio de Desarrollo Social y que considera además de ingresos variables como salud y educación- ubicó a La Pintana en el quinto lugar de comunas con mayor prioridad en la Región Metropolitana.

Es por esto que tanto los recursos municipales traspasados a Deportes La Pintana como los millones de Audigeduc causaron un escándalo. Pero éstas no son las únicas licitaciones que están en la mira. Existe un círculo de proveedores cercanos a Pavez que durante años se han presentado como únicos concursantes a una serie de licitaciones municipales. Un negocio que, según los detractores del alcalde, temen perder ahora que no seguirá al mando.

“Todos tienen una alita que cortar y un gran trozo que perder si llega una persona distinta a Iglesias”, dice el ex funcionario de la municipalidad y ahora candidato a concejal por Revolución Democrática, Miguel Carrizo.

Más de $2.500 millones en transporte en los últimos cuatro años

Fueron alrededor de $35 millones los que gastó Jaime Pavez en su última campaña municipal de 2012, la cual fue gestada en el Estadio Municipal de La Pintana y cuyas planillas de gastos están firmadas por el mismo contador de la Corporación Municipal de Deportes, Roberto Guerra. En las planillas aparecen varias empresas y personas que se han adjudicado históricamente licitaciones del municipio. Una de ellas es Transportes y Servicios Especiales de Pasajeros Limitada (Transep), que en los últimos cuatro años se ha adjudicado licitaciones, a las que postula como único oferente, por más de $2.558 millones

Según consta en escritura del Diario Oficial, Transep se formó el 7 de noviembre de 2001 con un capital de $10.000.000. Su socio mayoritario es Juan Carlos Ponce Zorricueta y los otros socios son su esposa Sofía Varas y sus dos hijos.

“Yo trabajo en La Pintana desde el año ’86 como Juan Carlos Ponce y del 2001 como Transep. Llegué con una micro a presentarme en enero del ’87 para trabajar una micro en el POJH (Programa de Ocupación para Jefes de Hogar). Llegué como hijo de vecino para ver si necesitaban una micro y había un doctor, jefe de un proyecto, al que le gustó la micro para transportar a la gente. Así partí”, cuenta a El Desconcierto Ponce Zorricueta.

Con el paso de los años, y de alcaldes como Tulio Guevara (UDI) o Luis Hunneus -actual concejal RN, con quien tiene una buena relación-, Ponce se metió a trabajar en el transporte a las escuelas cuando llegó Jaime Pavez al municipio, pues había un déficit de ese servicio. Conoce al alcalde desde ese entonces, y él mismo lo nombró como parte del directorio de la Corporación Municipal de Deportes de la comuna. Además, comparte con él en el Club de Leones que Ponce preside. Sin embargo, niega tener una relación más allá de lo cordial: “He estado en un montón de actividades ceremoniales con él, entonces, obviamente que tú conoces a las personas, te saludas. Pero, una relación cordial, protocolar, es la que tengo con el señor Jaime Pavez”.

Pero usted además facturó para la última campaña del alcalde.
-Yo creo que no. Yo no recuerdo. Si tú me dices, yo no recuerdo haber hecho facturas.

En la planilla aparece una factura por alrededor de $6 millones por dos camionetas y otra por $1 millón y medio por el arriendo de buses para traslado de pasajeros para la campaña.
-Puede ser, es lo más probable. A mí me arriendan de todos lados. Si me contrata cualquier candidato, ya sea de derecha, izquierda, comunista o de dónde sea y yo puedo prestar el servicio, obviamente que no interrumpa mi servicio normal, yo se lo voy a arrendar, si yo soy empresario.

En reiterados concejos municipales en los que se han tenido que ratificar millonarios contratos a Transep, la concejala y actual candidata a alcaldesa Claudia Pizarro (DC) ha alegado el hecho de que esta empresa sea siempre la única que se presenta, con altos costos, con autos antiguos (el ítem de antigüedad es efectivamente uno de los puntos bajos en las licitaciones de Transep) y con alegatos de algunos de los choferes subarrendados de la empresa. Por esto, Pizarro siempre ha votado en contra de esas licitaciones.

Sitio web Municipalidad de La Pintana

Sitio web Municipalidad de La Pintana

“Mi impresión es que acá existe un monopolio donde participa siempre un mismo oferente. Además el señor no es dueño de todos sus vehículos, por lo que es bastante injusto para quien pone su auto a trabajar, ya que es desprovisto de cualquier documento contractual, no se le paga previsión, además tiene que poner la bencina, pagar los estacionamientos, peajes, etc.“, dice Pizarro a El Desconcierto.

Otro concejal, Manuel Pavez (PS), dice estar resignado a votar a favor de los oferentes únicos. “Lamentablemente siempre que esta empresa se presenta nadie más lo hace. La forma a mí no me parece. Antes los vehículos se arrendaban a personas particulares, pero la Contraloría dictaminó después que ya no se podían parcelar esos servicios”, dice, y luego agrega:  “Si nosotros no adjudicamos la empresa puede sentirse perjudicada y acudir a la Fiscalía Nacional Económica. Ya nos ha pasado que han apelado, nos obligaron a volver a foja cero y a volver a adjudicar”.

Manuel Pavez, quien comparte el apellido con el alcalde por mera coincidencia, además dice que los concejales deberían tener mayores atribuciones y no simplemente votar sí o no a las empresas que promueve el alcalde y las comisiones evaluadoras en el concejo.

Esta opinión es compartida por el ex alcalde de La Pintana y concejal RN, Luis Hunneus: “Deben darle más poder a los mismos concejales para elegir las empresas y no ratificar lo que siempre propone el alcalde. Te entregan el paquete amarrado, uno no puede hacer nada”.

Hunneus además sostiene que lo de oferentes únicos lo ha visto en otras empresas, por ejemplo, de computación. Sobre Ponce, dice: “Yo no he sabido de mayores problemas de funcionamiento de la empresa de Juan Carlos Ponce y siempre lo he visto como una persona activa en todas las organizaciones de tipo social, tiene buena predisposición”.

Luego agrega: “Hay casos que se prestan como para ver que ha habido algo extraño, pero nunca he tenido pruebas para decir ‘está pasando tal cosa'”.

(Revisa algunas de las actas del concejo municipal en que se ha discutido sobre Transep: 18 de marzo de 201417 de junio de 20148 de julio de 20147 de julio de 2015
6 de enero de 2016 -por casi 700 millones-)

Respecto a los alegatos por condiciones laborales de los trabajadores de Transep, El Desconcierto conversó con algunos choferes que prefieren mantener en resguardo su identidad. Según cuentan, además de tener que ponerse con su propio auto, bencina, el tag y los peajes, tuvieron que pagar de manera informal una cuota de inscripción de alrededor de $300 mil pesos. Además no tienen ninguna relación formal de trabajo. “El sistema de pago es terrible, no me tienen contrato de trabajo, no me pagan con boleta de servicios, facturación, ¡nada! En esos cuatro años me han pasado la plata por mano y ‘muchas gracias, nos vemos'”, cuenta uno de los choferes.

Además, aseguran que hace poco, cuando Ponce se hizo sostenedor del colegio particular subvencionado Santa Sofía de La Pintana, a través de la Sociedad Educacional Ponce y Varas Limitada -que creó también con su esposa en 2010 y que según datos del Ministerio de Educación recibe una subvención de $122.996.010-, la inversión hizo que el pago de remuneraciones demorara hasta tres meses para los choferes subarrendados. “Ahí nos fuimos a la chucha”, cuentan.

Ponce Zorricueta admite que subarrienda cerca de la mitad de sus vehículos y que les paga a cada uno con transferencias, facturas, cheques al día o “efectivo para los que quieren plata constante y sonante”. Asegura que, al ser subarrendados, no tiene responsabilidad sobre sus cotizaciones: “Ellos ven si se cotizan o no, es un tema de ellos”.

También se defiende de las acusaciones por ser el único proveedor de La Pintana: “Yo presto un servicio y yo postulo. Ahora si el municipio quiere, me deja; si no quiere, no me deja. No obligo a nadie que me contrate ni que me adjudique nada. A las empresas grandes no les interesa venir a La Pintana a postular, entonces, obviamente yo lo hago”. Luego agrega: “Pueden hablar 58 mil cosas en contra mía, pero no me complico la vida”.

Los autos de Transep se han visto en eventos del candidato Diego Iglesias, y además en el traslado de personas a la parcela que alberga el comando de la campaña, parcela que pertenece a otro ganador histórico de licitaciones, Raúl Bolívar.

Otras licitaciones

Facebook Raúl Bolívar

Pavez y Bolívar, foto del Facebook de Raúl Bolívar

Cuando el 16 de abril de 2013 se creó Santiago Sur SADP, la sociedad anónima deportiva que se iba a hacer cargo de Deportes La Pintana, Jaime Pavez llamó a 23 hombres de confianza para que constituyeran la sociedad. Los 23 hombres pusieron un millón de pesos cada uno para conformar el capital inicial, entre ellos rostros conocidos: miembros de la comisión evaluadora de la ATE Audigeduc según constató Ciper, y también algunos de los proveedores históricos de la comuna.

Uno de ellos es Raúl Bolívar, que a través de su empresa Boliklor, dedicada al pintado de calles y señaléticas de la comuna, con la cual se ha adjudicado más de $562 millones en cuatro años. Es padre de Simón Bolívar -jefe técnico del Departamento de Educación de la Municipalidad y encargado del Centro Científico, que además integró la comisión evaluadora de Audigeduc- y de Lautaro Bolívar, quien también es parte de la SADP.

En la comuna dicen que es del círculo cercano a Pavez, que ha viajado con él dentro y fuera del país. Su apoyo a Diego Iglesias es irrestricto, ya que prestó hasta su propia parcela para instalar el comando y su foto de perfil en Facebook es un afiche del ex director de la Secplac.

Otro proveedor es Juan Villarroel, un ex exiliado que llegó a Chile a trabajar a la comuna. Además de ser parte de la SADP Santiago Sur, su negocio con la municipalidad son los tótems de propaganda. En los últimos años, Villarroel se ha adjudicado alrededor de $50 millones por el arriendo casi mensual de sus tótems, los mismos que puso para publicidad en la campaña de 2012 a Jaime Pavez por el monto de $3 millones 570 mil pesos.

Un caso que sitios web opositores a la gestión del alcalde -como La Pintana Marcha- han cuestionado es el de Héctor Villagra, dueño de la empresa L&K Producciones, empresa que en los últimos cuatro años se ha adjudicado licitaciones por alrededor de $95 millones. Lo que objetan es que su pareja, Zita Campos, quien es  jefa de los programas de Desarrollo Juvenil, de Asuntos Religiosos y de la Escuela de Circo de la Dirección de Desarrollo Comunitario del municipio, aparece relacionada con algunos de los procesos de Órdenes de Compra, haciendo observaciones y solicitudes.

Frente a esta situación y consultado por El Desconcierto, Villagra se defiende: “No existe falta de probidad, porque las licitaciones son públicas y abiertas, no son adjudicaciones directas. Yo puedo tener relación con cualquier persona, en cualquier comuna, y eso no significa que no pueda trabajar, eso la ley lo respalda. Las licitaciones que he ganado, las he ganado por un mejor precio. No me han regalado nunca nada, ni me he acomodado con nadie”.

Además, recalca que en La Pintana sí existen varios otros productores que se adjudican eventos por compra directa. “La única forma que la municipalidad me pueda tirar afuera es haciendo contrataciones directas, pero por licitación nunca me van a ganar”. Asegura que en La Pintana cobra barato en comparación a otras comunas como Buin, La Reina, Providencia o Las Condes, por el cariño que le tiene al haber sido nacido y criado ahí.

L&K también de las empresas que prestó servicios a la campaña de Pavez, cosa que también le han reprochado por redes sociales. “Había gente que decía: ‘Oye, el Villagra se arregla con el Jaime Pavez’. ¡Adónde! Todas mis pegas se las he cobrado, porque mi pega la cobro. No le hago nada gratis a los políticos”, dice Villagra, quien intentó militar en el PPD durante un tiempo: “Fui a puro dar jugo, me salí. Al final es puro atado, puro chanchullo. Los políticos son todo para ellos, no más”.

En cuanto al tema legal de estas licitaciones, el artículo 64 de la Ley Orgánica Constitucional de Bases de Administración del Estado se refiere a las situaciones que contravienen el principio de la probidad administrativa. En el sexto punto señala: “Intervenir, en razón de las funciones, en asuntos en que se tenga interés personal o en que lo tengan el cónyuge, hijos, adoptados o parientes hasta el tercer grado de consanguinidad y segundo de afinidad inclusive”. Campos y Villagra no entrarían en esta categoría.

Pero el artículo 12 de la Ley de Procedimiento Administrativo habla del principio de abstención, donde establece que un funcionario de la administración pública deberá abstenerse de participar en un procedimiento como este si se tiene interés personal en el resultado del asunto en cuestión o incluso si existe una amistad íntima o enemistad manifiesta.

Con esto, la Contraloría ha emitido dictámenes como el del pasado 21 de septiembre de 2016, en el que aseguran que el principio de abstención “tiene por finalidad impedir que las personas que desempeñan cargos públicos puedan verse afectadas por un conflicto de interés en su ejercicio, aún cuando aquél sea solo potencial, para lo cual están obligados cumplir con el deber de abstención que instruye la ley, siendo útil destacar que ello debe ser analizado caso a caso”.

Con esto se podría inferir que habría sido prudente que Campos se abstuviera de las solicitudes y observaciones hechas en las Órdenes de Compra de L&K. En el caso de Pavez con el resto de las licitaciones, es más complejo, ya que si bien tiene la potestad de dar prioridad a las empresas que se presentan para ser ratificadas en el concejo, no tiene derecho a voto.

Estas son solo algunos de los alegatos que se dan en un municipio fuertemente cuestionado, y cuyos trabajadores a honorarios iniciarán hoy un nuevo paro en rechazo al incumplimiento de las condiciones acordadas en la última negociación colectiva con la alcaldía.