La austeridad es la regla en tiempos de “vacas flacas” es lo que parece haber confirmado la presidenta Michelle Bachelet. En cadena nacional, la mandataria anunció un aumento de 2,7% del presupuesto nacional, el alza más baja en 13 años.

La estimación es “responsable” con la economía, en palabras de Bachelet, sobretodo debido al bajo precio del cobre. “El presupuesto se hace cargo de las condiciones de crecimiento, cuidando la deuda fiscal, pues de ello depende nuestra credibilidad institucional”, señaló.

La cifra va en la línea de los economistas más conservadores, así como del Banco Central que había pedido que no se supere el 3%. “Se podría haber crecido más en inversión”, reconoció el senador Carlos Montes (PS) a CNN Chile. La austeridad parece haber triunfado sobre las voces que pedían mayor inversión para incentivar la economía.

“Hay casos en que habrá gradualidad, porque no todo irá a la misma velocidad”, reconoció Bachelet. Aún así la presidenta destacó que “hay prioridades a las que no podemos renunciar”.

Entre los anuncios más destacados se encuentra el envío de un proyecto de ley que aumente en un 10% la pensión básica y el pilar solidario, en un intento por responder a las masivas movilizaciones ciudadanas que han exigido el fin al sistema de AFP. Bachelet incluso se auto impuso una fecha: Desde el 1 de enero de 2017 debería estar en marcha el aumento.

La mandataria definió tres prioridades: salud, educación y seguridad ciudadana. El contexto electoral parece haber influido, pues las tres áreas son, según las encuestas, las principales preocupaciones de chilenos.

Educación se lleva un 55% de aumento respecto el año pasado, enfocado al nuevo sistema de desarrollo docente, 450 mil nuevos estudiantes que se suman al fin del copago y nuevos estudiantes delos 5 déciles más vulnerables que se sumarán a la gratuidad en Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica que estén acreditados por 4 años y sean sin fines de lucro.

En Salud, Bachelet puso el énfasis en mejorar la atención primaria, continuar la construcción de hospitales y una inversión de 180 mil millones en el plan para formar y retener médicos especialistas.

El tercer eje de seguridad se llevó anuncios de 1500 nuevos carabineros, 250 nuevos vehículos policiales completamente equipados y de modernización de sistemas de información.

Otros temas incluyeron una inversión de 16 mil 500 millones en el Sename, el congelamiento de los sueldos altos de la administración pública, continuar con la capitalización de Codelco y un aumento en el financiamiento del Sename en 16 mil 500 millones de pesos.