Pese a que el ex presidente Ricardo Lagos señaló que “es obvio” que iría a declarar en la demanda que sostiene el empresario chileno-canadiense Jorge Lopehandía contra la multinacional Barrick Gold Corporation, en la que el ex mandatario fue citado en calidad de testigo, no se le vio hoy por la mañana en el 23° Juzgado Civil de Santiago.

El empresario minero reclama que parte de los terrenos donde se construyó el proyecto Pascua Lama son suyos, razón por la que inició una acción judicial contra los controladores del proyecto. En 2004, el entonces presidente Ricardo Lagos le dio luz verde al proyecto de la Barrick, razón por la que el autoproclamado candidato presidencial, junto a la ministra de Relaciones Exteriores de la época, Soledad Alvear, fueron citados a declarar como testigos.

Sin embargo, ninguno se apareció, según consigna El Mostrador. “El señor Lagos dijo que iba a colaborar. Él tuvo cuatro días para comparecer como testigo ante el tribunal y cumplir con lo mandatado por la ley y demostrar esa colaboración y buena fe y no lo hizo”, señaló el abogado Juan Guillermo Torres.

En representación de Lopehandía, el abogado presentó una solicitud formal de arresto contra Lagos y Alvear. “Habiéndose efectuado el llamado de los testigos a las 09:00 por el Ministro de Fe Hugo Venegas Retamal y siendo el último día del término probatorio ordinario, y no presentándose 4 de ellos, procede que se dé a lugar orden de arresto de los testigos”,  dice el escrito.