Pese a que ya dejó la presidencia de Uruguay, José “Pepe” Mujica sigue siendo todo un personaje. El ex tupamaro y hoy senador conversó con el diario elmundo.es y dejó -como siempre- varias frases para el recuerdo.

Consultado por su fama mundial -se venden pequeñas figuras de él en países como Rusia y Japón- Mujica asegura que se debe a los temas que toca: “¿Dónde viste que los políticos se preocupen por la felicidad? Se preocupan por el PIB, por los datos de la economía. En las sociedades modernas crece la economía, pero hay una insatisfacción brutal con la forma en que se vive. Ese es el tema. Y no hay que confundir felicidad con sensación de placer: felicidad significa vivir con equilibrio”.

Tras su recordado discurso en la cumbre del cambio climático en 2012, Pepe pareciera haberse convertido en autoridad mundial en felicidad. Algo que, según dice, aprendió en los 10 años que pasó en la cárcel tras su etapa de guerrillero: “Ahí aprendí que o lográs ser feliz con poco, porque la felicidad está dentro de ti, o no lográs nada”.

Como siempre, se mantiene al tanto de la coyuntura mundial. Aseguró apoyar a Podemos en España y tuvo duras palabras con sus vecinos Brasil y Argentina y sus nuevos gobiernos de derecha: “Están cagando arriba de la mesa de los vecinos. La puta que los parió. ¡Qué desastre! Parecen dos repúblicas bananeras. No sé cómo van a salir de sus respectivas crisis, sobre todo Brasil, que está más complicado. Parece una telenovela”.

Cuando le preguntaron qué pasaría si en Estados Unidos gana Donald Trump, la respuesta fue fiel a su estilo: “Y… no sé porque todavía no hay una línea directa para escapar a Marte”.